Saltar al contenido principal

Competencia inédita entre kurdos en Irak para el cargo de presidente

3 min
Anuncios

Bagdad (AFP)

El Parlamento iraquí debe elegir el lunes por la noche un nuevo presidente de la República, un cargo tradicionalmente reservado a un kurdo que es por primera vez objeto de una batalla entre los dos partidos históricos de esa región.

La víspera, la región, autónoma desde 1991, votó para elegir su Parlamento local. Los resultados, que serán anunciados el miércoles por la noche, revelarán el nuevo equilibrio de fuerzas en el Kurdistán, un año después del fracaso del referéndum de independencia.

Desde las primeras elecciones multipartidistas de 2005, luego de la invasión liderada por Estados Unidos que terminó con el dictador Sadam Husein, el cargo de presidente es objeto de un acuerdo tácito entre kurdos.

La Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), del fallecido presidente iraquí Jalal Talabani, obtenía la presidencia en Bagdad, mientras que el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) de Masud Barzano, impulsor del referendo de independencia, conservaba la presidencia de Kurdistán.

Pero este año, el puesto se congeló tras la partida de Barzani cuando terminó su mandato y sus prerrogativas se repartieron entre las otras instituciones locales.

- Competencia bipartidista -

Los dos partidos se disputan ahora la batalla de Bagdad y sus candidatos multiplicaron las giras y encuentros en el sur del país, para intentar obtener los apoyos necesarios de los diferentes líderes con suficientes diputados como para poder formar el próximo gobierno federal.

El UPK presenta a Barham Saleh, de 58 años, que en el pasado fue viceprimer ministro en Bagdad y primer ministro del Kurdistán. Este candidato, moderado, tiene todas las ventajas como para convencer en Bagdad, pero es muy criticado por los independentistas en Erbil.

Barham Saleh está en liza con Fuad Husein, de 69 años, candidato del PDK que se reivindica como el primer partido de Irak, las coaliciones que se impusieron en las legislativas de mayo eran alianzas de partidos.

Fuad Husein, ex director de gabinete de Masud Barzano, es un veterano de la oposición a Sadam Husein con varios puntos a favor para ir a Bagdad.

Conoce cómo funcionan las cosas a nivel federal, por haber sido miembro como Saleh de la autoridad interina instaurada por Estados Unidos luego de la invasión.

Además es chiita, cuando la mayoría de los kurdos son sunitas. Ello podría valerle un mayor apoyo de los dirigentes en Bagdad.

El voto del lunes se llevará a cabo a las 20H00 (17H00 GMT), lo que deja tiempo a los kurdos, según los observadores, de negociar que alguno de los dos candidatos se retire para presentar a una sola personalidad.

- Próxima etapa: el gobierno -

Aunque la Constitución impone que el presidente sea elegido antes que el miércoles, el voto podría tener lugar más adelante. Ya que si ningún candidato suma el lunes los dos tercios de los votos, la sesión parlamentaria puede ser aplazada al día siguiente y luego ser declarada abierta sin límite de tiempo.

Una vez que el presidente sea elegido, y luego de que en septiembre el Parlamento designara a Mohamed al Halbusi como presidente, un sunita, quedará designar el puesto de primer ministro, que siempre va a un chiita.

Será el presidente de la República, dentro de los 15 días de su nombramiento, el que encargará al candidato designado por la coalición de más peso en el Parlamento para formar un gobierno.

Hasta ahora no se sabe cuál es la coalición de mayor peso. La reivindican la facción liderada por el primer ministro saliente, Haider al Abadi, que muchos de sus aliados abandonaron, así como la alianza liderada por el chiita Moqtada Sadr y los ex combatientes antiyihadistas de Hashd al Shaabi.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.