Saltar al contenido principal

Colombia y el polémico decreto que prohíbe el porte de la dosis mínima

El presidente de Colombia, Iván Duque, muestra el código de la policía nacional en el palacio presidencial en Bogotá, Colombia, el 1 de octubre de 2018.
El presidente de Colombia, Iván Duque, muestra el código de la policía nacional en el palacio presidencial en Bogotá, Colombia, el 1 de octubre de 2018. Luisa Gonzalez / Reuters

Desde el 1 de octubre entró en vigencia un decreto firmado por el presidente Iván Duque que da luz verde a la Policía para que incaute y destruya cualquier cantidad de droga que porte y consuma una persona en el espacio público.

Anuncios

En materia de drogas, el panorama en Colombia es delicado y la medida agita más el debate sobre cómo abordar la lucha contra estas sustancias. Esto en medio del histórico récord de cultivos ilícitos, el drama por el aumento del consumo en menores de edad y la presión del Gobierno por controlar el microtráfico en las ciudades.

En esta coyuntura, el nuevo decreto, apoyado por el sector más conservador del Congreso, señala que si un ciudadano es atrapado con menos de un gramo de cocaína o menos de 20 gramos de marihuana en su poder, la Fuerza Pública está facultada para confiscarla y destruirla.

Además, puede multar al portador con cerca de 208.000 pesos, siguiendo lo establecido en el artículo 140 del código de Policía que se instauró en la administración de Juan Manuel Santos en 2016.

En Colombia, según la ley, la dosis mínima para la marihuana es de 20 gramos, para el hachís son cinco, en el caso de la cocaína es un gramo y hasta dos para la metacualona. En este complejo escenario, cuando estos límites se desdibujan y queda al criterio de los agentes determinar si se trata de una dosis de aprovisionamiento o si están frente a un expendedor, los críticos tildan de inconstitucional este proceso.

“Este decreto va a meter en problemas a la fuerza pública porque le están adjudicando medidas para las que no han sido entrenada, porque deben definir si esa persona está enferma o no. Ahora todo el mundo va a tener certificaciones medicas falsas o verdaderas y cómo va a hacer un policía en un parque a las tres de la mañana para saberlo”, explicó Julián Quintero, activista y experto en política de drogas.

Aunque el presidente Duque aclaró a través de un comunicado que la “medida no penaliza la dosis mínima y es totalmente respetuosa de las libertades protegidas por las altas cortes del país”, para el exministro de Justicia, Yesid Reyes “es un decreto que busca perseguir a los distribuidores de drogas, a costa de los derechos de los consumidores de droga y en el fondo, termina reprimiendo el consumo, que constituye una expresión del derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

"En Colombia no es un derecho fundamental portar la droga"

Para el Gobierno, esta medida no es coercitiva, sino que hace parte de una política integral que busca disminuir el consumo de drogas en menores de edad, situación que alarma a la sociedad colombiana.

Según un Estudio Nacional de consumo de sustancias psicoactivas en población escolar, realizado en 2016, que contó con datos de 3.243.277 estudiantes entre 12 y 18 años, señaló que el 15,9 % de los consultados probó alguna sustancia ilícita como cocaína, marihuana, "popper" o LSD en algún momento de su vida.

"El consumidor tiene que respetar el derecho del otro, especialmente el de los niños y de los jóvenes a tener una recreación sana, entonces aquí en Colombia no es un derecho fundamental el porte de droga", dijo María del Rosario Guerra, senador del Centro Democrático, partido oficialista.

Pero “aquí se falla porque no se ha demostrado evidencia por parte del Gobierno que diga que incautar la dosis mínima puede disminuir el consumo de sustancias en menores de edad, de lo que sí hay evidencia es que en los últimos 15 años la población carcelaria relacionada con tipos de droga ha crecido más de un 200% y pese a eso el consumo en Colombia en varias sustancias ha crecido más de un 200%”, explicó Quintero.

Esa es la razón por la que muchos ven esto como un “retroceso” grave, pues hace 24 años la Corte Constitucional, con una histórica ponencia del fallecido magistrado Carlos Gaviria, legalizó la dosis personal derogando las leyes que imponían cárcel a los consumidores.

Desde ese momento el Alto Tribunal se ha encaminado hacía la promoción de una serie de sentencias que cobijen a estas personas bajo una perspectiva de salud pública, sin embargo “no se está criminalizando al portador o al consumidor, sino que se está dejando claro que no se puede consumir en espacio público", insistió el legislador José Jaime Euscategui.

“Hoy Duque firmó el inicio del fracaso de la política de drogas”: Quintero

De acuerdo a un estudio de la Secretaría de Salud y de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), realizado en 2016, tan solo en Bogotá, los cálculos indican que de 240.000 personas que consumieron en el último año, alrededor de 134.000 son adictos o con uso problemático, y el 79 % son hombres.

Los niños y jóvenes son los más vulnerables y por eso para la senadora Guerra, "este decreto va a ayudar a frenar el consumo en sitios públicos”. Sin embargo, desde otra orilla, el senador Iván Cepeda, del partido Polo Democrático, dice que este decreto no aporta nada que no esté establecido en la ley y sus efectos son pocos en la práctica.

“Encontramos una medida esencialmente populista, que no responde a las grandes necesidades de resolver el problema del narcotráfico con un nuevo enfoque, que no repita los eternos errores en esta materia. La guerra contra las drogas ilícitas lo único que le ha dejado a Colombia es destrucción y violencia”, expuso el senador.

El creciente consumo de drogas en el país coincide con un récord en las hectáreas dedicadas al cultivo de coca, que, según la UNODC, pasó de 146.000 hectáreas en 2016 a 171.000 en 2017.

Pese a esto, la propuesta de Duque genera incertidumbre y sus resultados demostraran si logró sentar un presedente en la lucha contra las drogas, o  fracasará en su intento por despojar a Colombia de uno de sus males más complejos, el narcotráfico.

Con EFE y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.