Saltar al contenido principal

Las expectativas que trae el nuevo acuerdo comercial de los países de América del Norte

Las banderas de Canadá, México y Estados Unidos lucen en un atril previo a una conferencia de prensa conjunta sobre el TLCAN en Ciudad de México, el 5 de marzo de 2018.
Las banderas de Canadá, México y Estados Unidos lucen en un atril previo a una conferencia de prensa conjunta sobre el TLCAN en Ciudad de México, el 5 de marzo de 2018. Edgard Garrido, Reuters, foto de archivo

El presidente Donald Trump aplaudió el nuevo acuerdo comercial con Canadá y México que después de 25 años de vigencia fue revisado bajo un tenso proceso de renegociaciones.

Anuncios

El pacto alcanzado a último minuto con Canadá consolidó el carácter tripartito del acuerdo.

Dejó de ser el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, para convertirse en “Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá”. (USMCA, por sus siglas en inglés). El presidente estadounidense Donald Trump y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto pactaron el mes pasado un acuerdo al que Canadá finalmente se sumó.

Desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Trump dijo que es “el tratado más importante” que Estados Unidos haya hecho. Recordó que, siendo candidato presidencial en 2016, había prometido renegociar el TLCAN.

“Hoy hemos cumplido esa promesa", aseguró Trump, y calificó como exitosas las renegociaciones. Prometió que el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá va a transformar a América del Norte en “una potencia manufacturera".

Por su parte, el primer ministro canadiense Justin Trudeau dijo desde Ottawa que lograr el acuerdo no ha sido "una hazaña fácil".

Él defendió las concesiones de Canadá en el sector lácteo, prometiendo una compensación adecuada para los agricultores afectados. Trudeau dijo que el acuerdo significa estabilidad económica para el continente.

"El comercio libre y justo en América del Norte, una zona de comercio que representa más de un cuarto de la economía mundial con el 7% de su población, se encuentra en un lugar mucho más estable de lo que era ayer", remarcó.

El USMCA es "un acuerdo positivo para los tres países": Antonio Ortiz Mena

El USMCA proporcionará una revisión cada seis años para evitar su desactualización

El nuevo acuerdo proporcionará una revisión cada seis años que evitaría que se desactualice. También abordará el comercio electrónico con nuevas protecciones de la propiedad intelectual, incluidas patentes de una década para medicamentos biológicos. Además, incluye protecciones más fuertes para los derechos laborales y el medio ambiente que otros acuerdos comerciales.

Pero este anuncio no significa el fin de las tensiones que Trump ha avivado con otros socios comerciales en todo el mundo, incluyendo a China, que podría tomar ventaja del nuevo acuerdo, por ejemplo, en el sector automotriz.

“Hay una abundante mano de obra y los salarios son más bajos en China en contraste con Estados Unidos, ellos podrían producir autos más baratos”, señala el economista Issac Cohen, ex director de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Para Cohen, la relación con China es aún más compleja por el componente de seguridad y financiero, siendo el gigante asiático uno de los principales países que tiene bonos del tesoro estadounidense.

Por ahora, los aranceles contra las importaciones de acero y aluminio contra China permanecerán vigentes y Trump ha reiterado las amenazas de aranceles adicionales a este país asiático.

Para Juan Carlos Hidalgo, analista político del Instituto Cato, el éxito del acuerdo alcanzado entre Estados Unidos, Canadá y México es limitado y es poco probable que la política comercial de mano dura impuesta por Trump se repita con otros socios comerciales.

“México y Canadá exportan más del 70% de sus productos a Estados Unidos. Trump tiene un poder particularmente extraordinario sobre sus vecinos y socios comerciales. Ese no es el caso con Japón o con los países europeos”, asegura el analista costarricense.

Aunque el gran objetivo de la política comercial de Trump es que regresen los puestos de trabajo a Estados Unidos, eso está por verse. Según Mateo Paz Soldán, abogado peruano-estadounidense experto en política comercial, puede ser que en ciertos sectores se generen nuevos puestos de trabajo como consecuencia de la renegociación entre Estados Unidos, Canadá y México.

“El problema de fondo en este país es la calidad del empleo, las restricciones por no tener un sistema de salud para los empleados, la falta de infraestructura moderna. Este no es sólo un asunto comercial”, asegura Paz Soldán.

El siguiente paso es la ratificación del acuerdo alcanzado entre Estados Unidos, Canadá y México, en los congresos de los respectivos países. Este será un paso complejo en el legislativo estadounidense, si los demócratas logran el control de la Cámara en las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre.

Principales puntos del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá

*Un proceso de resolución de disputas (anteriormente el Capítulo 19 del TLCAN) sigue vigente.

*Estados Unidos obtiene acceso al 3.6 % del mercado lácteo de Canadá. Los aranceles sobre el acero (25 %) y el aluminio (10 %) siguen estando sujetos a los motivos de seguridad nacional de la Sección 232.

*Exenciones automáticas de aranceles para 2,6 millones de automóviles canadienses exportados a Estados Unidos, superando la tasa de exportación actual de 1.8 millones.

*Las compras libres de impuestos a través del comercio electrónico aumentan a $150 desde los $20 actuales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.