Saltar al contenido principal

Brett Kavanaugh no impartirá más clases en la Harvard Law School

Una manifestante sostiene un cartel durante una protesta y marcha contra el nominado a la Corte Suprema de Estados Unidos Brett Kavanaugh, en la ciudad de Nueva York, EE. UU., el 1 de octubre de 2018.
Una manifestante sostiene un cartel durante una protesta y marcha contra el nominado a la Corte Suprema de Estados Unidos Brett Kavanaugh, en la ciudad de Nueva York, EE. UU., el 1 de octubre de 2018. Jeenah Moon / Reuters

En un correo a los alumnos se notificó que el juez dejará de enseñar a partir de enero. Mientras tanto, Trump autorizó al FBI ampliar sus entrevistas en la investigación de abuso sexual.

Anuncios

Mediante un correo electrónico, los estudiantes de la Facultad de Derecho de Harvard supieron que Brett Kavanaugh, el candidato de Donald Trump a la Corte Suprema, "ya no puede comprometerse a enseñar su curso en enero de 2019", por lo que dejará de impartir clases.

Kavanaugh llevaba una década impartiendo un curso titulado "El Tribunal Supremo desde 2005".

Kavanaugh está siendo acusado de abuso sexual por parte de tres mujeres, entre ellas Christine Blasey Ford. El juez, que estudió en Yale Law School, niega las acusaciones.

La juventud de Brett Kavanaugh, bajo la lupa del FBI

En esa línea, la Casa Blanca autorizó al departamento federal ampliar su investigación con entrevistas a cualquiera que considere necesario para esclarecer si Kavanaugh cometió abusos sexuales en su juventud.

No obstante, el presidente de EE. UU., Donald Trump, dijo este 1 de octubre que quiere “una investigación exhaustiva, pero también que vaya rápido, porque esto es muy injusto para él (Kavanaugh)”.

Por eso dicha investigación tiene una fecha límite, no podrá extenderse más allá de este final de semana y tendrá que ceñirse a los deseos de los republicanos en el Senado.

Los demócratas enviaron al FBI más nombres de testigos

La decisión del mandatario estadounidense fue motivada también por los demócratas, que denunciaron que se había limitado demasiado la indagación sobre la presunta agresión sexual de Kavanaugh.

Por eso, según informaciones del diario 'The New York Times', el Partido Demócrata envió una lista adicional con más de 15 nombres de testigos, que incluye al propio juez, a las supuestas víctimas y a sus compañeros de universidad, algunos de los cuales lo describen con una pésima conducta y una persona con tendencia a emborracharse.

Por el momento, la oficina de investigación solo ha interrogado a cuatro testigos: a Deborah Ramírez, que acusó a Kavanaugh, y a tres compañeros de clase de Christine Blasey Ford, entre los que destaca Mark Judge.

Ford afirmó durante la audiencia ante el Comité Judicial del Senado el pasado jueves 27 de septiembre que Judge fue cómplice del asalto sexual de Kavanaugh contra ella. Describió que tanto él como Kavanaugh estaban borrachos cuando el juez se puso encima de ella, trató de quitarle la ropa y le tapó la boca con la mano, sin llegar a violarla. Judge negó las acusaciones de Ford.

Se desconoce si el FBI llegará a interrogar a todas las personas y procesar la información en un plazo tan corto. Pese a eso, los republicanos del Senado han dejado en claro que no esperan que la investigación interfiera en la confirmación de Brett Kavanaugh como juez de la máxima instancia judicial de EE. UU.

De ahí que cientos de personas protestaran este lunes 1 de octubre, tanto en las calles de Boston como de Nueva York y hasta en un aeropuerto de Washington, donde se encontraba el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, en rechazo a Kavanaugh y su posible nombramiento en la Corte Suprema.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.