La producción industrial cae por segundo mes consecutivo en Brasil

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

La producción industrial de Brasil retrocedió 0,3% en agosto respecto a julio, en su segunda caída mensual consecutiva, informaron este martes fuentes oficiales, a menos de una semana de unas inciertas elecciones presidenciales.

La caída contratasta con la previsión promedio de 31 analistas consultados por el diario económico Valor de un aumento de 0,4% en el octavo mes del año.

En julio, la caída fue de 0,1%, según datos revisados del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Pero en comparación con agosto de 2017, el índice marca un incremento de 2%.

El sector colapsó por una huelga de camioneros que a fines de mayo interrumpió durante once días el abastecimiento de insumos, carburantes y energía en todo el país. En mayo, ese índice se hundió 10,9%, antes de recuperar un 12,7% en junio.

En los primeros ocho meses del año, la producción industrial aumentó 2,5% respecto al mismo periodo de 2017. Y en el acumulado de doce meses, el alza es de 3,1%.

En 2017, la producción industrial creció 2,5%, después de tres años de retroceso, y el PIB de la mayor nación latinoamericana tuvo una expansión de 1%, saliendo de dos años de recesión.

Este año, la economía se vio afectada por las tensiones comerciales internacionales y por la incertidumbre en torno a las elecciones del 7 de octubre, en las cuales ninguno de los candidatos por los que inicialmente apostaban los inversores consiguieron despuntar entre los favoritos.

En las últimas semanas, los movimientos bursátiles y cambiarios reaccionaron favorablemente al afianzamiento al frente de las encuestas del ultraderechista Jair Bolsonaro, que adoptó un programa de ajustes fiscales y de privatizaciones. Los sondeos apuntan a una segunda vuelta entre Bolsonaro y Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda).

El retroceso mensual de 0,3% de la producción industrial en agosto se debió al resultado negativo de la producción de bienes intermedios (-2,1%) y de semiduraderos (-0,6%). La producción de bienes de capital creció en cambio 5,3%, la de bienes duraderos 1,2% y la de bienes de consumo 0,2%.

De los 26 ramos examinados, 14 registraron retrocesos. Los mayores fueron los productos derivados de petróleo (-5,7%). Otros resultados negativos fueron los de la producción de bebidas (-10,8%), de productos alimenticios (-1,3%) y de industrias extractivas (-2,0%).

Entre los sectores que registraron expansión, figuran el de automóviles, remolques y carrocerías (2,4%), de productos farmacéuticos (8,3%), y de equipos de informática, productos electrónicos y ópticos (5,1%).