Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ESCALA EN PARÍS

Ana Carla Maza: “lo lindo de París es la melancolía”

Saber más

EN FOCO

La difícil incorporación de los sirios en Armenia

Saber más

ECONOMIA

Estados Unidos y China: ¿acuerdo a la vista?

Saber más

LA ENTREVISTA

Carlos Alvarado: "la reforma que impulsamos es una reforma progresista"

Saber más

ECONOMIA

Senado argentino aprueba presupuesto

Saber más

América Latina

Las redes sociales, una herramienta de resistencia en Nicaragua

© Oswaldo Rivas / Reuters | La sociedad nicaragüense ha migrado a las redes sociales para mantenerse informada sobre la crisis política y social que vive el país.

Texto por Jorge Hurtado

Última modificación : 03/10/2018

Facebook, Twitter y Whatsapp son algunas de las redes sociales que miles de nicaragüenses utilizan a diario para realizar denuncias, convocatorias, advertir sobre zonas de peligro e informarse sobre los acontecimientos políticos del país.

Antes del 18 de abril, Incer, una joven estudiante, usaba su Facebook para compartir memes o leer las novedades de sus amigos. “Las noticias no nos interesaban” recuerda, y asegura que eso cambió porque “ahora somos los primeros en querer saber lo que está pasando”.

Durante los enfrentamientos Incer y otros estudiantes de medicina se movilizaban a las zonas de conflicto para brindar primeros auxilios a sus compañeros heridos. Era por redes sociales donde gestionaba insumos médicos para el equipo de doctores voluntarios que atendían en improvisadas clínicas dentro de las aulas universitarias.

La estudiante narra que durante los meses donde la violencia se tomó las calles del país logró sobrevivir gracias a su smartphone y la comunicación con otros cibernautas. “Cuando teníamos amenazas de que la policía iba a atacar, pedíamos a la población que llegara a realizar vigilias para evitar el ataque”, recuerda.

La crisis disparó la cantidad de usuarios en las redes

Académicos, Especialistas en Marketing Digital y Redes Sociales consultados por France 24 coinciden en el papel relevante que tienen las plataformas digitales para los usuarios en Nicaragua. “Se convirtieron en canales de denuncia ciudadana” afirma Gabriela Castro, investigadora y experta en medios digitales.

Castro comenta que la crisis disparó la cantidad de usuarios en Nicaragua y fomentó la migración entre plataformas según la accesibilidad que daban a las necesidades de cientos de personas que han salido a manifestarse, en un primer momento por reformas al seguro social que luego se convirtió en un pedido de cambio de gobierno.

“La crisis sociopolítica aumentó el número de usuarios en Twitter porque migraron de Facebook o porque antes del 18 de abril estaban reacios a usarlo. En el caso de Facebook, se fomentó la viralización con artículos, fotos de los heridos y las protestas, los Facebook Lives, las transmisiones en vivo del Diálogo Nacional, por citar algunos ejemplos”, apunta Castro.

Las redes sociales, la alternativa a los medios estatales

Las redes sociales no solo sirvieron de herramienta informativa. Desde ellas también se han convocado a la mayoría de actividades de los inconformes. Según Ximena Largaespada, Comunicadora Social y Docente Universitaria, las plataformas también ayudaron a “compartir mensajes de prevención, sobre los lugares que representaban peligro para el movimiento de auto convocados”, expresa.

En Nicaragua, donde el gobierno controla los contenidos de al menos seis estaciones de televisión y decenas de radioemisoras, los ciudadanos y medios independientes encontraron en los medios sociales una herramienta de comunicación efectiva, según los expertos.

“Gracias al periodismo ciudadano nos dimos cuenta qué pasaba en regiones remotas o lejanas a la capital. Se empezaron a seguir cuentas y personajes que día a día compartían información de zonas críticas de conflicto”, manifiesta Castro.

Según el Estudio de Redes Sociales de Centroamérica y El Caribe 2016, realizado por la empresa iLifebelt, Nicaragua es el país de Centroamérica con menos cantidad de usuarios en plataformas sociales. Sin embargo, es el país con más rápido crecimiento de usuarios de la región; Sólo en Facebook se registran 1.9 millones de usuarios. “Mientras más centroamericanos se conecten en estas plataformas, las mismas tendrán más impacto en las movilizaciones sociales y protestas de la ciudadanía” cuenta Jose Kont, Director de investigación de iLifebelt.

Según Kont, las redes sociales representan otra faceta de lo que ocurre en el mundo offline y que a mayor cantidad de usuarios, la incidencia aumenta, sobre todo en una región donde los estudios de iLifebelt reflejan que 45.6% de usuarios son menores de 30 años. “Lo que el ciudadano al final busca es una vía que permita evidenciar el malestar o el sentir que lleva al movimiento social”, manifiesta.

Movimientos sociales y plataformas digitales

Durante la crisis en Nicaragua muchos movimientos sociales han desarrollado en sus redes propuestas ciudadanas, campañas de recaudación para heridos, "cibermarchas" y actividades en espacios físicos. Decenas de cuentas y blogs emiten contenidos relacionados a la coyuntura política.

En Twitter, la cuenta @sanar_Nic, está compuesta por un grupo de psicólogos que de forma voluntaria y anónima atienden a usuarios de esta red social en momentos de tensión política o cualquier repercusión emocional. Además brinda tips de autocuidado y resiliencia para sobrellevar el conflicto social. “¡Desde la trinchera de la salud mental, hasta la victoria!” cita su descripción.

Otro ejemplo ha sido @redescolca, creada por habitantes de la Colonia Centroamérica, una zona residencial al centro de Managua, quienes se organizaron para publicar sobre temas de vigilancia, denuncia y monitoreo de personas de su comunidad que puedan ser afectadas por agresiones o detenciones por participar en las protestas.

En Facebook y Twitter el seudónimo Mapache Jambado es dirigido por un estudiante veinteañero que por seguridad decidió mantenerse bajo el anonimato y dedica sus publicaciones para el humor y realizar parodias al Gobierno con el fin de “desestresar” a los usuarios. “Como es un sentir popular (los videos) se hacen virales. La idea es que den risa”, comenta.

“Estos movimientos son espontáneos y se amoldan a la coyuntura que viva una nación” reitera José Kont, quien recuerda movimientos similares como “JusticiaYa” iniciado en redes sociales en su país, Guatemala, y que llevó a la renuncia del expresidente Otto Perez Molina.

Fakes News y control gubernamental

Pero no toda la información que recorre el ciberespacio es beneficiosa para los movimientos sociales. Las denominadas “Fakes News” o noticias falsas también abundan en el día a día de internet. Según los consultados esto representa uno de los mayores peligros para los usuarios.

La académica Ximena Largaespada manifiesta que “el hecho de no verificar la información que se comparte, puede llegar a producir incremento en el pánico que ya se vive, debido a lo incierto de la situación actual”.

Según algunos especialistas, esta vulnerabilidad de la dinámica digital en ocasiones es aprovechada con intenciones políticas. “A través de la desinformación muchos funcionarios públicos, cuyo interés es que prevalezca la corrupción y la opresión han causado división y desenfoque en los ciudadanos” manifiesta José Kont.

Un ejemplo de ello fueron las recientes protestas del movimiento nacionalista en Costa Rica que criticaba el apoyo del Gobierno costarricense a los migrantes nicaragüenses y que fueron incitadas por noticias falsas, según documentó el diario La Nación.

En marzo de este año, un mes antes que iniciaran las protestas en Nicaragua, el gobierno abrió el debate sobre las “noticias falsas” cuya discusión llegó al Parlamento con el fin de “proteger” a las familias del ciberacoso. La iniciativa legislativa “quedó pendiente de aprobarse y posteriormente llegar a implementarse”, afirma Largaespada.

“El acoso en línea se ha convertido en uno de los tipos de violencia más comunes y masivos, se escuda en el anonimato y los comentarios contra las mujeres”, argumentaba en marzo Alba Luz Ramos, presidenta de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, quien fue secundada por el ahora director de la Policía Nacional, Francisco Díaz y la vicepresidenta, Rosario Murillo.

Kont reiteró que “hoy más que nunca es necesario que velemos por la educación y criterio de las personas que tienen acceso a Internet y redes sociales para evitar que la circulación de contenido falso permita deslegitimar los movimientos sociales”.

Primera modificación : 03/10/2018

  • Nicaragua - redes sociales

    Gobierno de Nicaragua estaría buscando regularizar el uso de las redes sociales

    Saber más