Saltar al contenido principal

Australia eliminará su polémica "tasa tampón", después de años de controversias sexistas

La senadora Janet Rice se dirige a los medios fuera de las oficinas del Parlamento de la Commonwealth en Melbourne, Australia, el 3 de octubre de 2018.
La senadora Janet Rice se dirige a los medios fuera de las oficinas del Parlamento de la Commonwealth en Melbourne, Australia, el 3 de octubre de 2018. James Ross / Reuters

Después de casi dos décadas de reclamos, los legisladores australianos renunciarán al IVA del 10% que tienen los productos de higiene femenina y a los que no estaban sometidos los preservativos y protectores solares.

Anuncios

Lo que está en debate en varios países ya es una realidad en Australia y un alivio para millones de mujeres que hasta este año pagan más por toallas higiénicas y tampones que por un preservativo.

Estos productos de uso femenino quedarán libres del impuesto a bienes y servicios a partir del primero de enero de 2019, una vez se obtenga la aprobación de los congresistas australianos, según explicó el Tesorero y líder adjunto del Partido Liberal, Josh Frydenberg.

A través de su cuenta de Twitter, Frydenberg celebró esta decisión y criticó a los Laboristas por haber puesto en la agenda nacional este tema desde antes.

Cuando Canberra instauró en el 2000 un arancel del 10%, los productos de higiene supuestamente benéficos para la salud como los condones, el viagra o las cremas para el sol, así como la mayoría de alimentos, fueron exonerados, pero a pesar de las críticas, los artículos para las mujeres no recibieron el mismo trato.

La explicación para esto, según el entonces ministro de Sanidad australiano, Michael Wooldridge, era que los tampones no debían estar exentos del IVA porque "no previenen enfermedades". "Como hombre, me gustaría que la espuma de afeitar estuviera exenta pero no espero que eso ocurra", explicó Wooldridge en la cadena de televisión pública ABC. Las críticas no se hicieron esperar.

"¡Paren de gravar mi menstruación!”

El debate en el país oceánico no cesa. Después de las declaraciones del ministro y durante los años siguientes se lanzaron campañas con el lema "¡Paren de gravar mi menstruación! y se crearon grupos de militantes como "las vengadoras de la menstruación", para exigir el fin de este gravamen, considerado sexista.

"La historia (de esta tasa), es larga y tortuosa", afirmó la ministra australiana de la Mujer, Kelly O'Dwyer, quien celebró la medida por Twitter.

La medida costará a los estados y territorios unos 30 millones de dólares australianos anuales (21,5 millones de dólares o 18,5 millones de euros) pero los ministros de Finanzas regionales, señalaron que esta suma va a ser costeada por otros productos gravados con el impuesto a bienes y servicios.

La coalición conservadora en el poder en Canberra busca conquistar nuevamente al electorado femenino tras una serie de denuncias de acoso sexual presentadas por diputadas contra colegas electos de su partido.

La "tasa rosa", un impuesto que se abandona en el mundo

Progresivamente, varias naciones han ido aboliendo el gravamen a las toallas, tampones y demás artículos femeninos. Estas decisiones se celebran en medio de las luchas por reivindicar los derechos de las mujeres en todo el planeta.

Así como Australia, Canadá abandonó un impuesto similar en 2015 después de que más de 70.000 personas firmaran una petición, mientras que Reino Unido eliminará el IVA a estos productos a partir de 2022.

En India, país donde la menstruación es un tema tabú en la sociedad, el Gobierno anunció el pasado julio que las compresas estarían 100% libres de impuestos, después de tener un recargo del 12%. Kenia también puso fin a este arancel, mientras que en algunos estados de Estados Unidos se mantiene.

En América Latina, países como Argentina, México y Colombia están discutiendo su eliminación mientras la presión en estos países se mantiene para lograr que cada vez más mujeres tengan acceso a los artículos básicos para su higiene.

Con AFP y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.