Un general acusado de matar a periodista es favorito a alcaldía de Lima

Anuncios

Lima (AFP)

Los peruanos votarán el domingo en las elecciones regionales y municipales tras una insípida campaña enfocada en la alcaldía de Lima, donde el favorito es un general retirado acusado de matar a un periodista en 1988.

Más de 23 millones de peruanos deben elegir a 25 gobernadores regionales, 196 alcaldes provinciales y otros 1.678 alcaldes distritales, en unos comicios que podrían marcar un declive del fujimorismo, la principal fuerza política del país.

La atención se centra en Lima, donde el general retirado Daniel Urresti encabeza los sondeos al frente de Podemos, una naciente agrupación de centroderecha.

El general cosechó simpatías a pesar de estar procesado por el asesinato de un periodista en 1988 durante la guerra contra la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso. El candidato alega inocencia.

"Confío en que hoy me declararán inocente", dijo el jueves Urresti, quien resaltó que si es declarado culpable se marginará de la elección.

El juicio a Urresti debe concluir este mismo jueves.

La fiscalía pidió 25 años de cárcel para él y de ser sentenciado, quedaría fuera de carrera. Esta acusado de ser coautor del asesinato del periodista Hugo Bustíos, perpetrado en la región andina de Ayacucho, epicentro de la guerra interna (1980-2000).

Urresti ha ganado apoyo popular por su experiencia como exministro del Interior (2014) y sus promesas de combatir la creciente inseguridad, en una urbe con de casi 10 millones de habitantes.

El temor a la delincuencia es uno de los problemas centrales del país en los últimos años, de la mano de la economía.

La elección en Lima promete ser un final de fotografía, por la estrecha distancia en los sondeos entre Urresti y sus escoltas inmediatos: Jorge Muñoz, del moderado Acción Popular, y Alberto Beingolea, del conservador Partido Popular Cristiano.

Pese a que los comicios tienen más valor local que nacional, el partido fujimorista Fuerza Popular, que controla el Congreso, podría ser el gran perjudicado.

El candidato fujimorista en Lima, Diethel Columbus, figura relegado en los sondeos.

La líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hija mayor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), ha perdido popularidad tras su enfrentamiento con el presidente Martín Vizcarra.