Saltar al contenido principal

Brasil: último debate presidencial, polarizado entre Bolsonaro y Haddad

Los candidatos presidenciales asisten al último debate televisado antes de las elecciones del 07 de octubre en Río de Janeiro, Brasil, el 4 de octubre de 2018.
Los candidatos presidenciales asisten al último debate televisado antes de las elecciones del 07 de octubre en Río de Janeiro, Brasil, el 4 de octubre de 2018. Ricardo Moraes / Reuters

La ausencia del ultraderechista, Jair Bolsonaro, la polarización y los reproches hacía los dos candidatos favoritos marcaron la discusión. Los demás aspirantes culpan a la Bolsonaro y a Haddad de exacerbar las tensiones entre los votantes.

Anuncios

Se trata de las elecciones más caóticas de la última década en Brasil y el último debate no pudo escapar a ello. Los siete candidatos se refirieron a la agitación social que vive el país producto de las dos principales tendencias ideológicas que encabezan las encuestas y que enfrentan al electorado.

La del socialista del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, y la del ultraderechista del movimiento Social Liberal, Jair Bolsonaro, quien no asistió al debate esgrimiendo razones de salud, pero decidió dar una entrevista a un canal cristiano mientras se transmitía el debate presidencial en Río. Por eso la mayoría de críticas se dirigieron a él.

“Yo quería hacer una pregunta a Bolsonaro, pero volvió a acobardarse", dijo la candidata del Partido de la Red de Sostenibilidad, Marina Silva, quien señaló además que "el pueblo brasileño se enfrenta a una situación dramática, pues el 25% de los electores vota porque le teme a Bolsonaro, el 25% vota porque le teme a Haddad y el 50% no quiere a ninguno de ellos”.

A su turno, el izquierdista Guilherme Boulos, candidato por el Partido Socialismo y Libertad, también reprochó al ausente. “Salimos hace 30 años de una dictadura y no estamos tan lejos de repetirla. Y siempre comienza así, con personas defendiendo las armas y diciendo que todo se resuelve a los golpes. Dictadura nunca más", dijo.

Boulos: “estamos en una campaña marcada por el odio”

Durante el debate las tensiones fueron evidentes y los candidatos hicieron constantes llamados a los ciudadanos a no votar en función del miedo o del odio, que han tenido lugar en las campañas electorales.

El exministro de Hacienda, Henrique Meirelles, del Movimiento Democrático Brasileño, la formación liderada por el presidente Michel Temer, recordó que en 1989 cuando los brasileños eligieron a Fernando Collor pensando que sería un “salvador”, como se proclama Jair Bolsonaro, el país se sumió en una dramática crisis.

Haddad, el principal rival del exmilitar y ultraderechista, no perdió oportunidad para reprochar sus propuestas de campaña, que plantean crear más impuestos para los pobres. Pero sus rivales tampoco dejaron pasar sus reparos contra, él y Lula, a quien criticaron por los escándalos de corrupción por los que fue judicializado.

"Por eso es importante votar por proyectos y no por personas que prometen. Brasil vive actualmente el drama de un choque entre dos personalidades: el lulismo y el antilulismo representado por Bolsonaro. Le pido a Dios que nos ilumine para que encontremos otro camino", respondió el también candidato Ciro Gomes.

De propuestas se escuchó poco. Mientras los candidatos discutían, Bolsonaro aprovechó la entrevista que dio para ir en contra de Haddad. Acusó a su Partido de corrupto y de no representar a los trabajadores.

Este último debate, como toda la campaña electoral, ha estado marcado por el radicalismo, la agitación y las tensiones sociales, situación que han propiciado los escándalos de corrupción que vive Brasil, la inestabilidad económica y política del Gobierno de turno y la incertidumbre social.

Con EFE, Reuters y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.