China tilda de "ridículas" las acusaciones de intromisión en legislativas de EEUU

Anuncios

Pekín (AFP)

China calificó el viernes de "injustificadas" y "ridículas" las acusaciones del vicepresidente estadounidense Mike Pence, que aseguró que Pekín se estaba entrometiendo en las elecciones en Estados Unidos.

"Instamos a Estados Unidos a cesar sus ofensas, a dejar de acusar sin fundamento y de difamar contra China y de perjudicar a los intereses de China y las relaciones entre China y Estados Unidos", declaró en un comunicado Hua Chunying, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

En un vivo discurso, Pence acusó este jueves a China de agresión militar, principalmente en Mar de China Meridional, robos comerciales y violar los derechos humanos, así como de querer interferir en las próximas elecciones legislativas de Estados Unidos.

El vicepresidente estadounidense "lanzó acusaciones injustificadas contra la política interior y exterior de China", que "difamó afirmando que interfiere en los asuntos internos y en las elecciones estadounidenses", declaró Hua Chunying.

"No se trata de nada más que de hablar fundándose en rumores, confundir lo verdadero y lo falso y crear algo de la nada. La parte china se opone firmemente a eso", afirmó la portavoz.

Retomando las acusaciones vertidas por Donald Trump la semana pasada en el Consejo de Seguridad de la ONU, Pence acusó a Pekín de haber "lanzado un esfuerzo sin precedentes para influir en la opinión pública estadounidense, en las elecciones" legislativas de noviembre "y en el ambiente que lleva a las elecciones presidenciales de 2020".

Las relaciones entre las dos grandes potencias comerciales se degradaron en las últimas semanas, y Donald Trump ordenó aranceles equivalentes a 250.000 millones de dólares a las importaciones chinas.

"Es absolutamente ridículo por parte de Estados Unidos estigmatizar sus intercambios normales y su cooperación con China como si fuera una injerencia de China", declaró la portavoz.

"China siempre obedece al principio de no injerencia en los asuntos internos de otros y no tenemos ningún interés en inmiscuirnos en los asuntos internos ni en las elecciones de Estados Unidos", insistió.