Saltar al contenido principal

El expresidente surcoreano, Lee Myung-bak, condenado a 15 años de cárcel

Imagen de archivo. El expresidente surcoreano, Lee Myung-bak (izquierda), es escoltado por las autoridades a una sala de un tribunal, en Seúl, Corea del Sur, el 23 de mayo de 2018.
Imagen de archivo. El expresidente surcoreano, Lee Myung-bak (izquierda), es escoltado por las autoridades a una sala de un tribunal, en Seúl, Corea del Sur, el 23 de mayo de 2018. Jeon Heon-kyun / EFE

Lee Myung-bak, presidente entre 2008 y 2013, irá tras las rejas por cargos de corrupción. El tribunal lo juzgó culpable, entre otros cargos, de haber recibido un soborno 5,8 millones de dólares por parte de la multinacional Samsung.

Anuncios

Al considerarse como tema de interés general, la sesión fue retransmitida en directo en la televisión y fue en rechazo a esta medida que Lee Myung-bak no asistió a su sentencia. La corte del Distrito Central de Seúl lo condenó a 15 años de cárcel y a una multa de 11,5 millones de dólares.

La fiscalía referenció 16 delitos en contra de Lee, incluyendo el abuso de poder, soborno y malversación. El tribunal determinó que, durante su mandato, era el dueño de facto de la empresa de autopartes DAS, liderada oficialmente por su hermano, y que de esta manera desvió grandes cantidades de dinero.

Los tres jueces establecieron que el exmandatario de 76 años malversó en ese entonces, con fines personales y políticos, a 24.000 millones de wones, equivalentes a 21,2 millones de dólares.

Sobornos provenientes de Samsung

Por otra parte, Lee fue declarado culpable de aceptar un soborno de 5,85 millones de dólares por parte de la multinacional de tecnologías Samsung. La corte consideró que la más famosa empresa surcoreana ‘compró’ de esta manera el indulto del presidente del grupo, condenado por fraude fiscal.

“Aterrado” por estos cargos, el expresidente aseguró que el perdón al empresario se dio para que el hombre, que era entonces miembro del Comité Olímpico Internacional, pudiera abogar para la obtención de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, que se llevaron a cabo en febrero en Pyeongchang. Una argumentación que no convenció a los jueces.

“Semejantes acciones del presidente, del jefe del Estado y del poder ejecutivo pueden ser severamente condenadas porque no se limitan a violar la equidad y la integridad de la función presidencial, sino que también socavan la confianza del conjunto de la función pública”, lanzó el juez Chung Kye-sun.

Lee Myung-bak negó cualquier acto ilegal y denunció una “venganza” política de Moon Jae-in, el actual presidente liberal que habría, según él, montado este proceso en su contra.

Son ahora cuatro los exmandatarios surcoreanos condenados a prisión, todos conservadores. Lee se sumará a Chun Doo-hwan, líder la última junta militar hasta 1987, Roh Tae-woo y Park Geun-hye, quien fue destituida el año pasado.

Con Reuters, AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.