Veredicto el lunes en España sobre primer proceso de "bebés robados" del franquismo

Anuncios

Madrid (AFP)

La justicia española entregará el próximo lunes su veredicto en el primer proceso relativo a los "bebés robados" durante la dictadura franquista, anunció este viernes.

Las partes han sido convocadas en un tribunal de Madrid el lunes a las 11H00 (09H00 GMT), para recibir en mano la decisión.

En el proceso, la fiscalía pide 11 años de cárcel contra el ex ginecólogo Eduardo Vela, de 85 años de edad. Se le acusa de entregarle a Inés Pérez, una mujer estéril, una bebé que tiene ahora 49 años y se llama Inés Madrigal.

El juicio oral, previsto a lo largo de dos jornadas, comenzó el 26 de junio. Al día siguiente, el doctor Vela, que se desplaza en silla de ruedas, tuvo que ir a las urgencias, por lo que la segunda sesión se celebró el 4 de septiembre.

El ginecólogo trabajaba en la clínica San Ramón de Madrid, donde en junio de 1969 se produjo la entrega de la denunciante mediante un acta de nacimiento falsificada, y con la intermediación de un sacerdote jesuita, que conocía a Inés Pérez.

Del paradero y la identidad de los padres biológicos de Inés Madrigal, empleada de ferrocarriles, nunca se supo nada.

El doctor Vela ha sido el primero en sentarse en el banquillo de los acusados por este tráfico de bebés robados en España, donde entre 2.000 y 3.000 denuncias similares fueron archivadas por falta de pruebas o porque el tribunal consideró que los hechos habían prescrito.

Los robos se produjeron sobre todo durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Los niños recién nacidos eran arrebatados a sus padres y declarados muertos, sin que se aportaran pruebas. A continuación se entregaban en adopción a parejas estériles, por lo general adeptas del régimen franquista y muchas veces con la complicidad de curas y monjas.

Dicho tráfico perduró incluso en democracia, al menos hasta 1987, por razones económicas.