Saltar al contenido principal

Jurado declara culpable a un policía de Chicago por la muerte de un joven afrodescendiente

El policía de Chicago, Jason Van Dyke, es conducido a prisión, después del veredicto de culpabilidad por la muerte del joven afro, Laquan McDonald.
El policía de Chicago, Jason Van Dyke, es conducido a prisión, después del veredicto de culpabilidad por la muerte del joven afro, Laquan McDonald. Antonio Perez / Reuters

El oficial de policía estadounidense, Jason Van Dyke, fue condenado a seis años de prisión por el asesinato de Laquan McDonalds, el joven afro que falleció tras recibir 16 disparos por parte del agente policial condenado.

Anuncios

Un jurado estadounidense declaró culpable de homicidio en segundo grado a Jason Van Dyke, un agente blanco de la Policía de Chicago, por la muerte en 2014 del adolescente afro de 17 años Laquan McDonald.  Esta es la primera condena en 50 años en contra de un policía en función de su deber.

"Nosotros el jurado, encontramos al acusado, Jason Van Dyke, culpable de asesinato en segundo grado". Fueron las declaraciones del veredicto final.

El policía enfrentaba dos cargos de homicidio en primer grado, finalmente el jurado optó por el de segundo grado, además lo halló culpable de 16 cargos de agresión agravada y lo exoneró de uno de mala conducta en su labor como autoridad.

Los hechos ocurrieron en 2014, cuando Van Dyke, disparó 16 balas sobre Laquan McDonald de 17 años. Las pruebas que determinaron la culpabilidad del policía, quedaron en evidencia en un video de la policía, que fue encubierto por más de un año, en el que se ve cuando el adolescente huye y cómo el oficial le dispara indiscriminadamente, incluso después de que McDonald cayera al piso.

De acuerdo con el juez, cada uno de los 16 cargos de agresión agravada, uno por cada disparo que realizó sobre el joven, podría suponer una sentencia de 6 a 30 años de cárcel.

En su defensa, el policía condenado siempre dijo actuar en defensa propia, además afirmó que McDonald, lo había atacado con un cuchillo, algo que las imágenes del video no respaldan.

Para la familia de la víctima, el veredicto fue necesario para cerrar las heridas.

"Ahora, podemos ir a la casa y dormir, sabiendo que Laquan está en paz, sabiendo que el agente que lo hirió sin razón, va a enfrentar las consecuencias". Fueron las declaraciones de Marvin Hunter, familiar de Jason Van Dyke.

El caso de McDonald es uno de muchos asesinatos raciales causados por la policía en Estados Unidos. Asesinatos que por lo general terminan con sentencias de "no culpable" luego de disparar a hombres o jóvenes afro.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.