Saltar al contenido principal

Pompeo y Abe unen fuerzas de cara al encuentro con Kim Jong-un

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se dan la mano antes de una reunión en Tokio, Japón, 6 de octubre de 2018.
El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se dan la mano antes de una reunión en Tokio, Japón, 6 de octubre de 2018. Eugene Hoshiko / Reuters

Pompeo inició su gira por Asia en Japón, donde se reunió con el mandatario nipón, Shinzo Abe, para buscar una postura conjunta entre el país asiático y EE. UU., dentro de las negociaciones sobre desnuclearización con Corea del Norte.

Anuncios

En su primera parada de su gira por Asia, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió en Tokio con el primer ministro de Japón. El encuentro buscó unificar las posturas de los dos Gobiernos y ejercer una mayor presión de cara a la reunión que Pompeo mantendrá con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un el domingo 7 de octubre.

Con la desnuclearización de la península coreana en la mira, el hombre de confianza de Trump resaltó la necesidad de mantener "una posición plenamente coordinada y unificada" para lograr que Corea del Norte abandone sus armas nucleares. También resaltó la voluntad de Washington de dar solución a la situación de los japoneses secuestrados hace décadas en Corea del Norte, un asunto prioritario para Tokio.

El primer ministro nipón se sumó a los comentarios de Pompeo ante los dos asuntos “Queremos coordinar nuestras políticas ante los asuntos de los secuestros, y los test nucleares y de misiles del Norte".

Hasta la fecha Tokio, aliado estratégico de Washington en Asia, se ha mostrado reticente al diálogo con el régimen norcoreano y, pese a las muestras Kim Jong-un para renunciar a su armamento nuclear, Japón sigue viendo con cautela al país vecino, por lo que ha ampliado sus escudos contra eventuales lanzamientos de misiles.

Del viaje de Pompeo depende el segundo encuentro entre Trump y Kim

La misión de Pompeo durante su cuarta visita a Pyongyang es amplia. El secretario de Estado tiene como objetivo preparar una nueva cumbre entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, para avanzar los diálogos iniciados en el anterior encuentro de los dos mandatarios, en junio pasado.

Pompeo subrayó durante su viaje la necesidad de que ambas partes construyan "la confianza suficiente" para avanzar en el proceso de desnuclearización, estancado en los últimos meses por diferencias entre los dos Ejecutivos sobre cómo proceder para el desarme de Pyonyang.

Mientras la Casa Blanca reclama acciones más firmes por parte de Corea del Norte para desmantelar su arsenal nuclear, Corea del Norte se niega a iniciar cualquier proceso sin que Washington levante antes las sanciones internacionales sobre el régimen y firme un tratado de paz que garantice su supervivencia.

Pompeo se reunirá con su homólogo chino en medio de tensiones

Horas antes des encuentro con Abe, Pompeo minimizó las expectativas de su reunión con Kim: "Dudo que lo logremos, pero comenzaremos a desarrollar opciones tanto para la ubicación como para el momento en que el presidente Kim se reunirá nuevamente con el presidente [Donald Trump]".

Y es que durante su último viaje a Corea del Norte en julio pasado, el secretario de Estado regresó a la Casa Blanca sin haber conseguido progresos significativos y con la acusación del régimen de haber realizado demandas "unilaterales" y "propias de gángster".

Tras su próxima reunión con Kim Jong-un, el alto funcionario de la Casa Blanca viajará el domingo a Seúl, donde se encontrará con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, para compartir los avances del último encuentro mantenido entre los mandatarios de las dos coreas en septiembre pasado.

El último destino de la gira asiática, pero no por eso el menos importante será China. Allá Pompeo se reunirá con su homólogo, Wang Yi, y el consejero de Estado, Yang Jiechi en medio de la tensa relación entre las dos potencias debido a la actual guerra arancelaria y las recientes acusaciones de injerencia electoral por parte de Washington hacia el gigante asiático.

Con EFE, AFP y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.