Saltar al contenido principal

Misterios, "errores" y polémicas desde el nombramiento del príncipe heredero saudita

Anuncios

Riad (AFP)

Arabia Saudita ha estado en el centro de varias controversias desde el nombramiento en junio de 2017 como príncipe heredero de Mohamed bin Salmán, también llamado "MBS".

Junto a las reformas iniciadas y la política de modernización con la que se comprometió, desde que MBS fue designado príncipe heredero en el reino se acentuó la represión contra los disidentes, especialmente los religiosos, intelectuales y feministas.

- Guerra en Yemen -

Arabia Saudita, implicada desde marzo de 2015 en la guerra en Yemen, fue acusada de múltiples "abusos" contra civiles. Por ejemplo, el 9 de agosto pasado, 51 personas, entre ellas 40 niños, murieron en un ataque aéreo contra el bus que los llevaba a Saada. La coalición dirigida por Riad reconoció "errores", pero acusó a los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, de usar a civiles como escudos humanos.

A pesar de la oposición de Riad, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU investiga desde hace más de un año posibles crímenes de guerra en Yemen, donde el conflicto dejó más de 10.000 muertos y provocó la peor crisis humanitaria del mundo, según Naciones Unidas.

- "Prisión dorada" en el Ritz-Carlton -

En septiembre de 2017, las autoridades sauditas detuvieron a una veintena de personas, incluidos influyentes predicadores e intelectuales.

El 4 de noviembre, se lanzó de repente una amplia campaña anticorrupción por iniciativa de MBS. El lujoso hotel Ritz-Carlton de Riad sirvió durante tres meses de "prisión dorada" para decenas de príncipes y altos responsables en el centro de una purga.

Numerosos sospechosos, como el príncipe multimillonario Al Walid bin Talal, fueron liberados tras alcanzar "acuerdos" financieros con las autoridades.

- La falsa renuncia de Hariri -

El 4 de noviembre de 2017, el primer ministro libanés, Saad Hariri, anunció por sorpresa su renuncia desde Riad, acusando al movimiento armado Hezbolá y a Irán de "interferir" en su país.

Saad Hariri regresó tres semanas después a Líbano y se negó a dimitir.

Arabia Saudita rechazó las acusaciones de que forzó a Hariri a abandonar sus funciones y de haberlo retenido contra su voluntad.

- Desaparición de un periodista -

El misterio sigue rodeando el destino del periodista saudita Jamal Khashoggi, que desapareció tras su ingreso en el consulado de su país en Estambul, en Turquía, el 2 de octubre.

Khashoggi se había exiliado en Estados Unidos el año pasado debido al temor a ser arrestado, después de haber criticado algunas decisiones de Mohamed bin Salmán y la intervención militar de Riad en Yemen.

Riad asegura que el periodista, de 59 años y que escribía entre otros medios para The Washington Post, salió del edificio de su representación diplomática, pero la policía turca cree que fue asesinado en el lugar por un grupo de sauditas que fue a propósito a Estambul y se marchó en el mismo día.

El gobierno saudita lo rechaza, y el príncipe heredero invitó a las autoridades turcas a "registrar" el consulado. "No tenemos nada que esconder", dijo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.