Saltar al contenido principal

Se necesitan medidas urgentes para evitar un desastre climático, advierte el IPCC

El Ártico se está calentando de dos a tres veces más rápido que otras partes del mundo.
El Ártico se está calentando de dos a tres veces más rápido que otras partes del mundo. Mario Hoppmann, Unión Europea de Geociencias / AFP

Un grupo de científicos de la ONU dijo que se requieren medidas "sin precedentes" para que el calentamiento global se mantenga por debajo de 1,5 grados Celcius. Esto es determinante para la supervivencia de las próximas generaciones.

Anuncios

El cambio climático es inminente y sus efectos se sienten cada vez con más fuerza en la mayor parte del planeta. Lo que advirtieron los expertos de la ONU este 8 de octubre es que queda poco tiempo y que los Gobiernos deben actuar de forma inmedita para evitar un desastre climático, pues la superficie de la tierra se ha calentado un grado centígrado y podría subir de dos a tres grados más.

El documento de 728 páginas divulgado por el Panel Intergubernalmental sobre el Cambio Climático (IPCC) detalla cómo el clima, la salud y los ecosistemas de la Tierra estarían mejor si los líderes mundiales pudieran de alguna forma limitar el calentamiento global causado por la acción humana a solo 0,9 grados Fahrenheit (medio grado Celsius) a partir de ahora.

En lugar de eso, la meta trazada en el Acuerdo de París de 2015 firmado por 195 países, fue la de mantener la temperatura por debajo de los 2 grados Celsius. Una diferencia monumental entre lo que sugieren los científicos. De no modificarse esta meta y con el abandono de Estados Unidos del acuerdo y el poco esfuerzo de países como Australia y China que siguen sin bajar sus emisiones de carbono, las consecuencias para el planeta pueden ser desastrosas.

El jefe de la agencia meteorológica de EE. UU., Petteri Taalas, dijo en declaraciones este 8 de octubre que las promesas hechas por los signatarios de París "no son lo suficientemente buenas" para luchar contra el cambio climático y tiene que haber un "nivel de ambición mucho más alto".

Si se redujeran estas emisiones, se lograría:

*Menos muertes y enfermedades por calor, smog y enfermedades infecciosas
*Los mares subirían casi 4 pulgadas (0.1 metros) menos.
*Habría sustancialmente menos olas de calor, aguaceros y sequías.
*La capa de hielo de la Antártida Occidental podría no derretirse de manera irreversible y esto puede que sea suficiente para evitar que la mayoría de los arrecifes de coral del mundo se mueran.

Gregg Marland: "Simplemente no veo la posibilidad de hacer el 1,5"

Este reporte del IPCC, organización ganadora de un premio nobel en 2007, es la mayor advertencia que lanza la ONU sobre esta materia. El texto informa que “es probable que la temperatura alcance 1,5 °C entre 2030 y 2052 si continúa aumentando al ritmo actual”, por eso debe existir un esfuerzo global para reducir el calentamiento.

Es decir, las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) netas que producen industrias químicas y de combustibles fósiles tendrían que disminuir en aproximadamente un 45% para 2030 desde los niveles de 2010 y alcanzar el "cero neto" para mediados de siglo.

"Esta tendencia negativa en el clima continuará de todos modos durante los próximos 50 años", dijo Taalas y agregó que los desastres como las inundaciones, sequías o las tormentas aumentarán. Para el estadounidense, 420 millones de personas sufrirán menos por el calentamiento global "si podemos limitar la advertencia a 1,5 grados centígrados", como señala el reporte de la ONU.

Los restos de un árbol muerto se representan en el depósito de agua María Cristina, casi vacío, durante una grave sequía cerca de Castellón, España, el 14 de septiembre de 2018.
Los restos de un árbol muerto se representan en el depósito de agua María Cristina, casi vacío, durante una grave sequía cerca de Castellón, España, el 14 de septiembre de 2018. Heino Kalis / Reuters

¿Qué tantos cambios se pueden generar frente a la urgente lucha contra el cambio climático?

Para el científico ambiental de la Universidad Estatal de los Apalaches, Gregg Marland, esta meta no se va a cumplir porque los esfuerzos no son visibles.

Por eso el panel de la ONU dice que vio pocas posibilidades de que los ajustes necesarios sucedan pronto, sobre todo si se tiene en cuenta la tendencia que se ha visto en los últimos años; donde aumenta el consumo y disminuye la responsabildiad de algunas sociedadades con el medio ambiente.

"No hay una forma definitiva de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 por encima de los niveles preindustriales", señala el informe solicitado por la ONU pero para el presidente de la IPCC, Hoesung Lee, sí se puede cumplir la meta.

“Limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados no es imposible, pero exigirá cambios en todos los aspectos”, advirtió Lee. Por eso, este ambicioso objetivo requeriría de recortes inmediatos en las emisiones de gases de efecto invernadero y cambios dramáticos en el campo de la industria de combustibles fósiles que todavía sigue produciendo la mayor parte de la energía mundial.

Natalie Mahowald: "Para algunas personas esta es una situación de vida o muerte"

Para la principal autora del informe y sus colegas, todavía hay optimismo para abordar esta problemática. "Tenemos una tarea monumental frente a nosotros, pero no es imposible", sostuvo Natalie Mahowald.

Según el informe, para limitar el calentamiento a la meta de temperaturas más bajas, el mundo necesita cambios "rápidos y de gran alcance" en los sistemas de energía, el uso de la tierra, el diseño industrial y urbano, el transporte y el uso de edificios.

Las emisiones de otros gases de efecto invernadero, como el metano, también tendrán que disminuir. Cambiar rápidamente de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas a energías renovables, que aunque es más costoso, marcaría una diferencia favorable.

Eso tendría el beneficio secundario de evitar más de 100 millones de muertes prematuras a lo largo de este siglo, según el informe.

Avanzar en esas tareas "podría dar como resultado que 420 millones de personas estén menos expuestas a las olas de calor extremo y que 65 millones menos estén expuestas a olas de calor excepcionales" y mucha especies también puedan mantenerse, según el informe.

Las olas de calor mortal que golpearon a India y Pakistán en 2015 y también a Europa en los últimos años se convertirán en eventos prácticamente anuales si el mundo no actua de manera urgente para evitar el desastre climático que se avecina.

Con Reuters y AP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.