Trump dice que no despedirá a fiscal que investiga presunta colusión con Rusia

Anuncios

Washington (AFP)

Donald Trump dijo el lunes que no planea despedir al vicefiscal general a cargo de una explosiva investigación sobre una supuesta connivencia entre el presidente y el Kremlin.

Rod Rosenstein parecía cerca del despido tras los informes de los medios estadounidenses -negados por él- que indicaban que había discutido en secreto la grabación de Trump y el uso de la 25ª enmienda constitucional para destituir a los presidentes que no son aptos para el cargo.

"No, no", dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca cuando se le preguntó si planea despedir a Rod Rosenstein.

Ambos hablaron largamente en el avión presidencial durante un vuelo el lunes a Florida, según la Casa Blanca.

"El presidente y el vicefiscal general Rod Rosenstein se reunieron durante unos 45 minutos a bordo del Air Force One", dijo el portavoz Hogan Gidley.

"Ellos discutieron varios temas", incluidos los controles fronterizos, los delitos violentos en Chicago y asuntos en "general" del Departamento de Justicia, agregó el portavoz.

Trump también indicó que estaba listo para seguir trabajando con Rosenstein, y dijo: "en realidad tengo una buena relación" con él.

El presidente aprovechó la ocasión para insistir nuevamente en que "no ha habido colusión, amigos, no hay colusión" con Rusia.

El multimillonario de bienes raíces está enfurecido por lo que él denomina una "caza de brujas" por parte del fiscal especial Robert Mueller sobre si Moscú conspiró con su campaña en la sorprendente victoria electoral de 2016.

Rosenstein, quien supervisa a Mueller, hasta ahora ha sido firme en tratar de proteger la investigación a medida que se adentra cada vez más en el círculo interno de Trump.

Así que la partida de Rosenstein, posiblemente poniendo a alguien más flexible en su lugar, activaría las alarmas sobre la futura independencia de una investigación que podría sacudir a toda la presidencia.