Saltar al contenido principal

Brasil: Fernando Haddad y Jair Bolsonaro buscan alianzas de cara a la segunda vuelta presidencial

Una combinación de fotos de archivo muestra a Jair Bolsonaro, legislador de extrema derecha y candidato presidencial del Partido Social Liberal (PSL), emitiéndo su voto en Río de Janeiro y Fernando Haddad, candidato presidencial del Partido Obrero de izquierda (PT), gesticulando mientras emite su voto, en Sao Paulo, Brasil, el 7 de octubre de 2018.
Una combinación de fotos de archivo muestra a Jair Bolsonaro, legislador de extrema derecha y candidato presidencial del Partido Social Liberal (PSL), emitiéndo su voto en Río de Janeiro y Fernando Haddad, candidato presidencial del Partido Obrero de izquierda (PT), gesticulando mientras emite su voto, en Sao Paulo, Brasil, el 7 de octubre de 2018. Ricardo Moraes / Paulo Whitaker / Reuters

Los dos candidatos necesitan buscar coaliciones si quieren tener posibilidades reales de llegar al poder. A pocas semanas del balotaje final: ¿Cómo se mueve el ajedrez político en Brasil?

Anuncios

La polarización en el país carioca crece más ahora que se empieza a conocer el respaldo de algunos partidos a los dos aspirantes. Fernando Haddad, superado por Jair Bolsonaro casi por el doble de los votos con un 29% frente al 46% que recibió su contendor, está tratando de formar una gran coalición de izquierda para llegar fortalecido a las próximas elecciones del 28 de octubre.

“Los candidatos están buscando defender sus posiciones en estos primeros días y combatir las fake news. De todos modos, una tendencia será clara en esta segunda vuelta: diferente de los demás ciclos electorales para presidente en Brasil, en esta elección el rechazo a los candidatos es un indicador de máxima relevancia”, indicó La profesora y coordinadora del pregrado de Relaciones Internacionales de Unilasalle-RJ, Fernanda Cristina Nanci Izidro Gonçalves.

El sustituto de Lula y candidato del Partido de los Trabajadores (PT), recibió el 9 de octubre el apoyo del Partido Socialista Brasileño (PSB), uno de los más tradicionales movimientos progresistas de la nación, que esta vez no presentó candidato para la presidencia. También se alineó a su campaña el Partido Socialismo y Libertad, cuyo candidato fue el activista Guilherme Boulous, que solo recibió el 0,58% de los votos.

“El respaldo de los partidos de izquierda a Haddad no van a cambiar los votos para él, porque esos votos ya son de él. Hoy el chance de la victoria de Bolsonaro es muy grande, porque solo le falta el 4% para obtener la mayoría y si Haddad quiere ganar, tiene que cambiar los votos de las personas que eligieron a Bolsonaro lo que es muy muy difícil”, aseguró Juliano Cortinhas, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasília.

Según Izidro Gonçalves, el candidato necesitará buscar apoyo de otros partidos y líderes importantes, como el de Ciro Gomes, candidato del PDT “que ya declaró que no apoyará a Bolsonaro, pero aún no ha confirmado su posición en la segunda vuelta”. Para la experta, esta sería una “alianza estratégica”.

El delfín de Lula se pronunció sobre estas alianzas y señaló que espera unirse “a todos los grupos democráticos; aquellos que defienden nuestros derechos, empleos, aumentos de salarios, trabajadores, la población más vulnerable. Son aquellos que quieren el apoyo del Estado para crear oportunidades para que las personas puedan para desarrollarse".

“Las grandes perdeoras fueran las candidaturas más moderadas”

Bolsonaro también está acomodando sus cartas luego de su holgada victoria el pasado 7 de octubre, porque, aunque sabe que tiene ventaja sobre Haddad, entiende que necesita asegurar su triunfo. Por eso se pronunció sobre las alianzas que quiere trazar.

“El grupo rural nos está apoyando. Una gran parte del grupo evangélico está con nosotros y el grupo de seguridad también. Esos líderes sindicales, o, mejor dicho, esos líderes políticos que actúan como líderes sindicales, no. No vamos a estar de acuerdo con ellos. Nuestro compromiso es tener un ministerio funcional para entender los intereses de la gente y no los intereses de los partidos políticos".

“El apoyo a Bolsonaro en la primera vuelta fue impresionante, al punto de la prensa hablar sobre el "fenómeno Bolsonaro". Como el candidato posee mucho apoyo popular, está atrayendo la posibilidad de alianzas en la segunda vuelta de varios candidatos al gobierno del Estado, aunque sus partidos aún no hubieran declarado su posición oficial, como fue el caso de João Doria que es del PSDB. Entonces sí, puede ser que el apoyo al Jair Bolsonaro se amplíe”, declaró Izidro Gonçalves.

De los derrotados ya nadie habla, pero no se puede dejar pasar un detalle clave: “las grandes perdeoras fueran las candidaturas más moderadas”, reveló Cortinhas, lo que deja ver que la sociedad brasileña está atravesando una metamorfosis: pasó de rechazar el centro a abrazar los extremos”.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.