Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ELLAS HOY

Mujeres con cabello afro o rizado buscan cambiar patrones de belleza

Saber más

REPORTEROS

Las milicias: una historia de terror que amenaza a Río de Janeiro

Saber más

ELLAS HOY

Por primera vez en Brasil las mujeres trans tendrán curules legislativas

Saber más

AQUÍ AMÉRICA

Brasil: el apoyo de los cristianos dispara a Bolsonaro

Saber más

CULTURA

La guerra que arrasó con el arte de Mosul y Palmira

Saber más

Europa

La Iglesia ucraniana se deshace de la tutela rusa

© Valentyn Ogirenko / Reuters | El patriarca Filaret, jefe de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kiev, durante una conferencia de prensa en Kiev, Ucrania, el 11 de octubre de 2018.

Texto por Tristan Ustyanowski

Última modificación : 14/10/2018

El Patriarcado de Constantinopla, considerado la máxima autoridad moral de los cristianos ortodoxos, autorizó la emancipación de la iglesia de Ucrania, dependiente de la de Rusia desde 1686. Una decisión que ha provocado la ira de Moscú.

Las conclusiones de este sínodo marcan un hito en la historia de la ortodoxia. Tras dos días de debates, el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla anunció su decisión de conceder plena autonomía a la Iglesia ucraniana, constituyéndola como la octava entidad autónoma reconocida de esta rama del cristianismo.

En las calles de Kiev, cientos de personas marcharon, cantando y brindando con vino litúrgico, para celebrar este nuevo estatus. Es el desenlace de un episodio que ha demostrado, si es que era necesario, lo frágil que es la frontera entre religión y política.

El Gobierno de Ucrania y el presidente Petró Poroshenko abogaron enérgicamente a favor de esta separación, que fue vista como un “nuevo acto de independencia” del país. Un revés para Rusia que pierde así a millones de fieles y, por ende, una parte de la influencia que le queda en el país vecino.

Se ha “traspasado la línea roja”, denunciaron por su parte los líderes religiosos rusos, ya que según ellos esta decisión “socava los fundamentos del sistema canónico ortodoxo”. Para el canciller Serguéi Lavrov, esto es una “provocación” que tiene “el apoyo público y directo de Washington".

Moscú considera que se ha “traspasado la línea roja”

La independencia oficial de la Iglesia ortodoxa de Ucrania no se da en cualquier contexto. Desde hace más de cuatro años, el este del país ha caído en un conflicto entre separatistas prorrusos, apoyados por Moscú, y el Gobierno de Kiev. Una guerra que ha dejado más de 10.000 muertos y que ha puesto al país en el centro de una nueva guerra fría entre Rusia y sus adversarios. Unas tensiones que se agudizaron aún más cuando Rusia anexó a Crimea.

El cristianismo ortodoxo nació en Constantinopla, actual Estambul, en el corazón del imperio bizantino, que había sido la extensión de la potencia romana en Oriente. En 1054, en medio de fuertes tensiones político-religiosas, la región se separa del papado de Roma, llevando consigo la Anatolia, el Cáucaso y hasta la actual Rusia y Ucrania.

Constantinopla tiene por naturaleza el liderazgo simbólico de la fe ortodoxa, pero esta Iglesia se organiza en entidades canónicas autocéfalas, es decir, en unas iglesias que promueven la misma fe pero que son jurídica y administrativamente independientes entre sí, con sus respectivos líderes.

En 1589, el Zarato ruso consigue la autonomía de institución religiosa. Mientras que un siglo después, en 1686, se adjudica la tutela de los fieles de Ucrania, sin preocuparse por tener el permiso del Patriarcado de Constantinopla.

Una ruptura histórica

Este 11 de octubre de 2018, tras 332 años, la Iglesia rusa perdió oficialmente este poder. Un golpe para el Patriarcado de Moscú que reúne a unos 140 millones de creyentes y que desde el derrumbe de la Unión Soviética se ha empeñado en liderar la ortodoxia.

De hecho, fue a raíz de su independencia, en 1991, que la Iglesia ucraniana empezó a demostrar su veleidad de independencia de Moscú, que fue finalmente reconocida este 9 de octubre.

Un cisma que podría acentuar las tensiones en una Ucrania en plena crisis. En los últimos sondeos, tan solo el 42,7% de los ortodoxos ucranianos reconocían el Patriarcado de Kiev.

Conocida por su cercanía con el Kremlin, la Iglesia ortodoxa de Rusia había sido calificada de “amenaza para la seguridad nacional” por el presidente Poroshenko. Este viernes, Moscú insistió en que “defenderá los intereses de los ortodoxos (…) tal como Rusia protege los intereses de los rusos y los rusohablantes”.

Con AFP y EFE

Primera modificación : 13/10/2018

  • Independencia

    Ucrania celebra su independencia y afianza relaciones con EE. UU.

    Saber más

  • Ucrania

    Ucrania: cincos soldados del Ejército muertos por separatistas prorrusia

    Saber más

  • Ucrania

    Intercambio de prisioneros sin precedentes entre autoridades ucranianas y separatistas

    Saber más