Saltar al contenido principal

Los aliados bávaros de Merkel, amenazados por una debacle electoral

Anuncios

Berlín (AFP)

Angela Merkel enfrenta este domingo unas elecciones regionales clave en Baviera, que podrían abocar al fracaso a su aliado conservador en un momento de altas tasas de impopularidad en el Ejecutivo central.

"La gran coalición no se volverá más estable a partir del domingo", juzgó el diario económico Handelsblatt, mientras que los socialdemócratas del SPD, socio gubernamental, esperan por su parte una auténtica debacle ante el ascenso de los Verdes y de la ultraderecha.

Los primeros resultados de los sondeos a boca de urna se anunciarán hacia las 16H00 GMT.

Todos los sondeos predicen que la Unión Cristiana Social (CSU), muy conservadora, perderá su mayoría absoluta en este rico estado del sur, en el que gobierna casi ininterrumpidamente desde los años 1960.

Esto podría desencadenar una crisis profunda dentro de la CSU, cuyo presidente es el ministro de Interior, Horst Seehofer, que podría tener repercusiones en el frágil gobierno central.

Además, las elecciones de Hesse de dentro de dos semanas también se anuncian muy reñidas, esta vez para el partido de centro-derecha de Angela Merkel, la Unión Cristiano-Demócrata (CDU), que gobierna en el 'Land' con los ecologistas.

Los dos comicios "afectarán a la política nacional y, en consecuencia, a la reputación de la canciller", advirtió el presidente de la Cámara de los Diputados, Wolfgang Schäuble, fiel compañero de filas de Merkel.

- "Catastrófico" -

En el poder de la primera economía europea desde hace 13 años, la posición de la canciller en su país se debilitó desde las legislativas del 24 de septiembre, en las que el partido de ultraderecha Alternativa por Alemania (AfD) registró un ascenso fulgurante.

El auge de esa formación se vio favorecido por la llegada de más de un millón de refugiados entre 2015 y 2016, pese a que la política migratoria alemana se haya endurecido desde entonces.

Merkel necesitó seis meses para formar gobierno, con un SPD en plena crisis y reticente a formar una nueva gran coalición.

Un sondeo publicado el jueves revelaba el descontento reinante de los alemanes con ese gabinete.

El barómetro de la televisión pública ARD otorga a la dupla CDU/CSU un escaso 26% en intención de voto. En las últimas elecciones, recabaron cerca del 33%.

El SPD continúa cayendo y se le atribuye un 15%, lo que lo convertiría en el cuarto partido a nivel nacional, por detrás del AfD (16%) y de los Verdes (17%).

Unos datos "catastróficos", según el rotativo Die Welt. "La CDU/CSU sigue los pasos del SPD y pierde su corona de gran partido popular. Nuestro paisaje político se erosiona, ¿no será esto más que el principio?", apuntaba el diario conservador.

- Suben los Verdes -

En la católica Baviera, los sondeos dan a la CSU entre el 33 y el 35% de los votos, muy por debajo del 47,7% registrado en 2013. El partido ha intentado captar a parte del electorado de la ultraderecha, llegando a imitar la retórica agresiva contra los refugiados, pero sin éxito aparente.

Horst Seehofer llevó al gobierno central al borde de la ruptura al exigir que se endureciera más la política migratoria y al apoyar sin ambages al jefe de los servicios de inteligencia interior, sospechoso de colusión con la ultraderecha.

Sin embargo, el partido que más pone contra las cuerdas al CSU no es el AfD, sino los Verdes, que cuentan con un 19% de intención de voto según los sondeos.

"Por fin habrá democracia en Baviera. La hegemonía tocará fin", tuiteó uno de los líderes de la formación ecologista, si bien luego se disculpó, tras la oleada de críticas que le costó el tuit.

Una cosa parece cierta: la CSU tendrá que buscar uno o varios socios para formar coalición. Los "Electores libres", que recaudarían un 9% de los votos según los sondeos, muy próximos a la formación católica ideológicamente, podrían no ser suficientes. Si los liberales del FDP superaran la barrera del 5%, podrían ser una buena opción adicional.

De momento, el jefe del gobierno regional, Markus Söder, ha descartado aliarse con los ecologistas, aunque tampoco se sabe si conservará su puesto tras los comicios.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.