Saltar al contenido principal

El pastor liberado llega a la Casa Blanca y pide “sabiduría sobrenatural” para Trump

El pastor liberado, Andew Brunson, reza por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca. 13 de octubre de 2018.
El pastor liberado, Andew Brunson, reza por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca. 13 de octubre de 2018. Mike Theiler / Reuters

En cuestión de unas 24 horas, Andrew Brunson dejó su arresto domiciliario en Turquía y llegó a la residencia del presidente de Estados Unidos. El líder estadounidense agradeció a su homólogo turco por la liberación del religioso.

ANUNCIOS

La excarcelación del pastor evangélico Andrew Brunson cierra un capítulo de tensión entre Washington y Ankara. Así lo dejó entrever este sábado el presidente estadounidense Donald Trump.

El magnate recibió en la Casa Blanca a Brunson, un día después de que el Gobierno turco lo liberara, tras dos años de encierro. “Hoy nos sentimos muy distintos respecto a Turquía en relación a ayer”, expresó Trump. “Pienso que tenemos la posibilidad de realmente ser muy cercanos a Turquía”.

Con un buen aspecto y vestido de traje, Brunson agradeció al mandatario por su puesta en libertad, porque según él, desde el momento en que asumió el cargo “ha estado comprometido” con su causa.

En este mismo lugar, Brunson rezó por Trump con una mano sobre sus hombros y pidiendo “sabiduría sobrenatural” para él.

Trump quiso dejar claro que no hubo ninguna condición para la liberación de Brunson. “No pagamos por rescates aquí”, contó. Sin embargo, el jefe de la Unión Americana declaró que este gesto de Turquía “llevara a una buena, quizás genial, relación” con Ankara.

Tanto así que, afirmó que “revisaría” las sanciones impuesta a Turquía, entre las que figuran doblar las tarifas de importación sobre el acero y el aluminio.

Un encarcelamiento que aumentó la tensión en una relación desgastada

El caso de Brunson ganó protagonismo en la administración en los últimos meses, con unos comicios legislativos previstos para noviembre y con el voto evangélico en juego. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había negado dar su brazo a torcer en el caso del evangélico, exaltando la independencia de sus tribunales.

Y es que Brunson está acusado de colaborar con el clérigo Fethullah Gulen, a quien Ankara señala de orquestar el fallido golpe de Estado de 2016. Gulen reside en Pensilvania y Estados Unidos se opone a extraditarlo, algo que ha desgastado las relaciones de las naciones.

Fue en octubre de 2016 cuando las autoridades turcas detuvieron a Brunson, tras la intentona golpista y oficialmente fue puesto bajo arresto en diciembre. El pasado mes de julio le otorgaron arresto domiciliario por razones de salud, augurando una mano más suave por parte de Turquía.

Su excarcelación da un respiro a los lazos entre Turquía y Estados Unidos, pero quedan pendientes otras piedras en el camino como el apoyo norteamericano a las tropas kurdas que combaten al grupo Estado Islámico en Siria.

Con AP y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.