Saltar al contenido principal

El papa proclamó santa a la madre Nazaria por un "milagro" ocurrido en 2010

Asistentes a la canonización del arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, el papa Pablo VI y la madre Nazaria Ignacia March, en la plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano el 14 de octubre de 2018.
Asistentes a la canonización del arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, el papa Pablo VI y la madre Nazaria Ignacia March, en la plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano el 14 de octubre de 2018. Antonello Nusca / EFE

Además del papa Pablo VI y del arzobispo salvadoreño Óscar Romero, el papa Francisco canonizó a la madre Nazaria, considerada la primera santa boliviana. La religiosa dedicó su vida a ayudar a los pobres y a la defensa de los derechos de la mujer.

Anuncios

El papa Francisco ascendió a los altares a la hermana Nazaria Ignacia March el domingo 14 de octubre. Aunque nació en España en 1889, la religiosa llevó a cabo toda su labor en Bolivia y es considerada la primera santa boliviana.

El jerarca católico utilizó la fórmula habitual en latín para canonizar a la religiosa, fundadora de la Congregación Misioneras de la Cruzada Pontificia y solicitó que la misionera que fuera inscrita en los libros de los santos de la Iglesia.

A partir de ahora será conocida como Santa Nazaria, quien, según recordó el papa argentino, dedicó su vida a la atención de aquellos más necesitados, igual que el arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, fue declarado santo el mismo día.

Otros beatos canonizados durante la ceremonia fueron los sacerdotes italianos Francesco Spinelli, Vincenzo Romano y el laico Nunzio Sulprizio y de religiosa alemana María Katharina Kasper. Cerca de 70.000 personas y delegaciones de varios países reunidos en la plaza de San Pedro aplaudieron al unísono tras la proclamación

La madre Nazaria, una luchadora por los derechos de la mujer

El milagro por el que la madre Nazaria fue elegida para la canonización fue el de haber curado a una hermana de su congregación después de que esta sufriera en 2010 un derrame cerebral por el que perdió el habla. Sin embargo, la monja, llamada María Victoria, recuperó cuatro días después "milagrosamente" la capacidad de hablar.

Algunas de las religiosas de su congregación llegaron hasta el Vaticano para dar a conocer la historia de la hermana Nazaria, quien a parte de su milagro, es conocida también en la comunidad católica por su trabajo en la defensa de los derechos de la mujer. Entre sus labores, la monja fundó un sindicato para las trabajadoras y varios comedores para dar de comer a los más necesitados.

Aunque Nazaria Ignacia March nació en Madrid y cursó la educación en Sevilla, el pueblo boliviano la reclama como "la primera santa" del país latinoamericano porque fue esta la nación donde pasó la mayor parte de su vida.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.