Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Criptomonedas, acciones y petróleo: una jornada que cierra en rojo

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Instituto Pasteur, 130 años de labor para salvar vidas

Saber más

EN FOCO

Arabia Saudita no solo impulsa inversiones en Bosnia...

Saber más

LA ENTREVISTA

María Fernanda Espinosa: "Las mujeres podemos y debemos hacer la diferencia"

Saber más

MIGRANTES

Caravana migrante: la incertidumbre se apodera de Tijuana

Saber más

Medio Oriente

Tensión entre Estados Unidos y Arabia Saudita por periodista desaparecido

© Osman Orsal / Reuters | Un activista de derechos humanos sostiene una foto del periodista saudita Jamal Khashoggi durante una protesta frente al Consulado Saudí en Estambul, Turquía, el 9 de octubre de 2018.

Texto por David González

Última modificación : 14/10/2018

Arabia Saudita, principal aliado de Estados Unidos en medio oriente, amenazó con tomar represalias si es sancionado por el Gobierno Trump por el caso del periodista desaparecido saudita desaparecido en Turquía, Jamal Khashoggi.

El controvertido presidente de Estados Unidos una vez más la emprende contra un aliado, esta vez fue Arabia Saudita. Trump advirtió de un “severo castigo” si se confirma el asesinato del periodista Khashoggi, firme opositor de Riad.

El Reino respondió a través de un comunicado oficial y rechazó cualquier “intento de socavarlos a través de sanciones económicas, presión política o acusaciones falsas”. Además, dijo que cualquier acción en su contra, será respondida “con una acción mayor.”

Sin embargo, el solo anuncio de Trump ya tuvo sus primeros efectos en la economía saudita. El mercado de valores del Reino se desplomó hasta un 7% ante los temores de los inversores a las sanciones.

Todo apunta a que el Gobierno saudita es el responsable de su suerte.

El periodista era un crítico prominente de Riad y un ciudadano estadounidense. Fue visto por última vez el pasado 2 de octubre, mientras visitaba el consulado saudita en Estambul. El Gobierno turco cree que fue asesinado dentro del edificio y que su cuerpo fue desaparecido.

De hecho, según la prensa turca, los momentos en que el periodista fue interrogado, torturado y asesinado fueron grabados en su Apple Watch, reloj que estaba sincronizado con un dispositivo que tenía la esposa del periodista, que esperaba afuera del consulado.

Arabia Saudita negó los hechos. El ministro de interior dijo que las acusaciones eran mentiras dirigidas a desprestigiar el Gobierno.

El presidente Trump, aliado de Arabia Saudita, y bajo presión internacional y nacional, se vio obligado a responder con firmeza. Y no fue el único. Reino Unido, Francia y Alemania expresaron su preocupación por el paradero del periodista y reclamaron una investigación de lo ocurrido.

Dentro del mismo Estados Unidos, el senador republicano Marco Rubio dijo que hay un enorme riesgo de perder credibilidad si las acusaciones resultan ciertas. “Si resulta ser cierto y no tomamos acciones, no vamos a ser capaces de ver a los ojos con credibilidad a Putin, Assad o Maduro.”

Khashoggi era columnista del Washington Post. El diario en su editorial también hizo un llamado al gobierno de Trump “si el príncipe heredero no responde con una cooperación plena, el Congreso debe, primero, suspender todo tipo de cooperación militar con el Reino.”

Con Reuters y AP

Primera modificación : 14/10/2018

  • Caso Khashoggi

    Trump advierte de un “severo castigo” si se comprueba la muerte del periodista saudita

    Saber más

  • Caso Khashoggi

    Caso Khashoggi: el consulado de Arabia Saudita en Estambul será registrado

    Saber más