Saltar al contenido principal

La iglesia ortodoxa rusa anuncia que rompe sus lazos con el Patriarcado de Constantinopla

Anuncios

Minsk (Bielorrusia) (AFP)

La iglesia ortodoxa rusa anunció este lunes en Minsk que rompe sus relaciones con el Patriarcado de Constantinopla después de su decisión de reconocer una iglesia ortodoxa independiente en Ucrania.

"Ya no podemos celebrar más oficios conjuntos, nuestros sacerdotes no podrán más participar en las liturgias con las jerarquías del Patriarcado de Constantinopla", declaró a periodistas el metropolitano (obispo) Hilarion, encargado de la diplomacia del Patriarcado de Moscú, al final del sínodo de la Iglesia Ortodoxa rusa.

"Nosotros no podremos mantenernos en contacto con esta Iglesia, que está en un estado de cisma", agregó.

Hilarion precisó que esta ruptura completa de los "lazos eucarísticos" significaba también que los fieles del Patriarcado de Moscú no podrán más comulgar en las iglesias bajo jurisdicción del Patriarcado de Constantinopla.

Este patriarcado decidió la semana pasada reconocer una iglesia ortodoxa independiente en Ucrania, y puso así fin a 332 años de tutela religiosa rusa, lo cual puso en duda el futuro de millones de creyentes en ese país, donde la iglesia ortodoxa rusa goza todavía de una influencia.

El Patriarcado de Moscú, que denunció un "cisma" y una "catástrofe", advirtió que podrían producirse problemas en Ucrania entre partidarios de las dos iglesias rivales.

Tras la independencia de Ucrania en 1991 y la caída de la URSS, Filarete, antiguo jerarca del Patriarcado de Moscú, creó una Iglesia ortodoxa ucraniana de la que se autoproclamó patriarca, lo que le valió la excomunión por parte de Moscú.

Durante el sínodo, también se decidió revocar "las disposiciones legales de la letra sinodal de 1686", que unen la metrópoli de Kiev al Patriarcado de Moscú.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.