Saltar al contenido principal

La bancarrota de Sears: la tienda por departamentos pide tiempo para reorganizarse y salvarse del cierre definitivo

Una mujer sale de un almacén de Sears con letreros de descuentos en New Hyde Park, Nueva York, el 10 de octubre de 2018.
Una mujer sale de un almacén de Sears con letreros de descuentos en New Hyde Park, Nueva York, el 10 de octubre de 2018. Shannon Stapleton, Reuters.

Sears cerrará 46 tiendas este mes y 142 más antes de terminar el año pero mantendrá una base de las 700 tiendas más rentables y presentará un plan para saldar sus deudas.

Anuncios

El 15 de octubre Sears Holdings Corp presentó una solicitud a un juez de Nueva York para acoger las firmas padres de la compañía, Roebuck and Co y Kmart Corp. bajo el capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos. Una medida desesperada luego de no obtener ganancias desde 2011.

En un comunicado, la cadena estadounidense anunció una serie de acciones para lograr una línea de liquidez de 300 millones de dólares, continuar racionalizando su modelo operativo y "crecer rentablemente a largo plazo".

El plan, además de contemplar los cierres de algunas tiendas e incluir nuevos préstamos, está marcado por la renuncia de Eddie Lampert como director, aunque seguirá siendo miembro de la junta directiva.

Eddie Lampert, el billonario que acusan de llevar a Sears a la crisis

Para muchos analistas, los movimientos financieros de Edward Lampert son parte de la causa de la bancarrota. El multimillonario adquirió la compañía en 2005 por 11 mil millones de dólares y actualmente se calcula que él y su fondo de cobertura ESL Investments posee el 50% de las acciones de Sears y es su más grande acreedor.

La compañía vendió 235 de sus mejores tiendas por 2,7 miles de millones de dólares a la firma Seitage Growth Properties, también de Lampert. El billonario también se convirtió en el mayor accionista de la marca de ropa Land’s End Inc., cuando esta se separó de Sears en 2014.

Estos movimientos podrían hacer parte de la investigación ahora que los acreedores presentaron el caso por bancarrota en la corte.

“Cuando vas a bancarrota, empiezas a vivir en una pecera y cada transacción será vista y examinada”, le dijo a Reuters Corali Lopez-Castro, Managing Partner de la firma de abogados Kozyak Tropin & Throckmorton.

Otros intentos por evitar esta situación fueron la venta de Craftsman, una marca de herramientas, a Stanley Black & Decker por 900 millones de dólares. Y también hubo un acuerdo para vender la marca de electrodomésticos Kenmore a Amazon.com.

Sears: el gigante de las tiendas por departamentos que perdió estatura

Para muchos, Sears fue una versión temprana de Amazon. Desde su fundación en 1880, la compañía empezó a distribuir catálogos y a entregar productos por correo. Su crecimiento fue tal que cuando construyeron la Torre Sears en 1976 se instaló como el edificio más alto del mundo.

De los cerca de 100 mil empleados, ahora quedan alrededor de 70 mil y de las 3500 tiendas que alcanzó a contar en el pasado quedarán 700 al final del año.

Las acciones de la compañía bajaron un 20% a 32 centavos. Lo cual capitaliza a Sears en 32 millones de dólares.

En estos casos, los accionistas generalmente pierden todo o la mayor parte de sus inversiones cuando una compañía aplica a la bancarrota. La habilidad de Sears para evitar el cierre definitivo dependerá de la disposición de los acreedores y proveedores para mantener la compañía a flote.

Las ventas en la próxima temporada navideña serán claves para determinar el futuro de Sears.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.