Diplomacia - Australia

Australia podría trasladar su embajada en Israel a Jerusalén

Un cartel en hebreo e inglés se ve en la entrada de la Embajada de Australia en Tel Aviv, Israel, el 16 de octubre de 2018
Un cartel en hebreo e inglés se ve en la entrada de la Embajada de Australia en Tel Aviv, Israel, el 16 de octubre de 2018 Amir Cohen / Reuters

Australia considerará reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y cambiar su embajada allí desde Tel Aviv. Así lo anunció el primer ministro australiano, Scott Morrison. Para Palestina la medida atentaría contra la paz en la región.

Anuncios

Los comentarios de Morrison sobre el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí y la posibilidad de trasladar la embajada australiana allí abrieron de nuevo una controversia en la política exterior de ese país. Lejos de ofrecer fechas o información concreta, el ministro australiano aclaró que están “abiertos a la sugerencia de reconocer a Jerusalén como capital de Israel”.

El funcionario señaló que su país continúa comprometido con una solución de dos estados para el conflicto israelí-palestino y aclaró que consultaría con su gabinete y otras naciones antes de tomar cualquier decisión definitiva.

Jerusalén es uno de los principales obstáculos para que se dé un acuerdo de paz entre Israel y Palestina. Israel considera a toda la ciudad como su capital, mientras que los palestinos, que cuentan con un amplio respaldo internacional, quieren a Jerusalén oriental como la capital de un futuro estado que esperan establecer en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tuiteó el lunes 15 de octubre su agradecimiento hacia el Ministro australiano.

Para Palestina la medida viola el derecho internacional

El ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina, Riyad Al- Maliki, dijo que con esta medida Australia estaría violando el Derecho Internacional y varias resoluciones de la ONU.

Además, para el funcionario palestino se ponen en riesgo las relaciones comerciales: "Australia está arriesgando su relación comercial con el resto del mundo y, en particular, con el mundo árabe y musulmán”, sentenció el funcionario que pidió a Canberra que reverse su postura.

Para el asesor presidencial para Asuntos Exteriores palestino, Nabil Shaath, las declaraciones del ministro australiano son una muestra de la política contradictoria de Australia hacia medio oriente y ponen en riesgo la búsqueda de paz en la región. Shaath apuntó directamente al primer ministro israelí: “Todo lo que Netanyahu quiere es tragarse a Jerusalén” y para eso, dice el asesor presidencial, cuenta con el apoyo de Donald Trump, al que ahora se sumaría Australia.

La polémica medida seguiría a la ya adoptada por Estados Unidos en 2017

En caso de concretarse, la medida seguiría a la misma decisión adoptada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en diciembre de 2017, que generó el rechazo de gran parte de la comunidad internacional.

En diciembre de 2017, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó una resolución en rechazo a la decisión del Gobierno de Estados Unidos. La moción no vinculante fue aprobada con 128 votos a favor, 9 en contra y 35 abstenciones. Además, hubo 21 países que no asistieron a la reunión. Finalmente, la embajada de Estados Unidos se trasladó de Tel Aviv a Jerusalén en mayo.

Guatemala fue el primer país en seguir los pasos de Estados Unidos y dos días después de la apertura de la Embajada de EE.UU. en Jerusalén, el presidente Jimmy Morales inauguró la embajada de Guatemala en la misma ciudad junto al primer ministro Benjamin Netanyahu.

Con Reuters y AP.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24