Saltar al contenido principal

Las Coreas abordan el desarme de la zona de seguridad fronteriza

Miembros del Comando de las Naciones Unidas, militares de Corea del Norte y sus contrapartes de Corea del Sur se reunen en Panmunjom, en la Zona de Seguridad Conjunta, para buscar la desmilitarización el 16 de octubre de 2018.
Miembros del Comando de las Naciones Unidas, militares de Corea del Norte y sus contrapartes de Corea del Sur se reunen en Panmunjom, en la Zona de Seguridad Conjunta, para buscar la desmilitarización el 16 de octubre de 2018. Ministerio de Defensa de Corea del Sur / vía Reuters

Desde que iniciaron los acercamientos entre los gobiernos de Seúl y Pyongyang es la primera vez que se aborda este punto. La iniciativa busca desmilitarizar una de las fronteras más fortificadas del mundo.

Anuncios

La Zona de Seguridad Conjunta (JSA, por sus siglas en inglés) es el único punto de la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur en el que las fuerzas de ambos países se miran de frente.

Fue allí donde se encontraron en abril los mandatarios Kim Jong-un y Moon Jae-in para iniciar el nuevo proceso de acercamiento entre las dos Coreas. Desmilitarizar este punto fronterizo sería un paso histórico para poner fin al conflicto de varias décadas en la península.

La reunión de este martes 16 de octubre se da luego de un acuerdo firmado en septiembre en Pyongyang para adelantar las conversaciones con el Comando de las Naciones Unidas, que coincide con las fuerzas de Estados Unidos en Corea del Sur y supervisa la JSA. La iniciativa busca desmilitarizar una de las fronteras más fortificadas del mundo.

En la reunión se discutieron los caminos para desmilitarizar la frontera y buscar la paz entre las dos repúblicas. En el encuentro, que duró cerca de dos horas, participaron coroneles de las dos naciones y el secretario de la Comisión de Armisticio Militar del Comando de Naciones Unidas, Burke Hamilton.

La desmilitarización en la frontera coreana sería progresiva

La reunión fue en la propia JSA y estuvo encabezada por el coronel surcoreano Cho Yong-geun, el coronel norteño Om Chang-nam y un coronel estadounidense. Ambas partes trataron medidas "como la retirada de armas de fuego y puestos de guardia, la reducción de personal de guardia y el reajuste de equipos de vigilancia", explicó el Ministerio de Defensa surcoreano en un comunicado.

Como un paso inicial hacia el pacto firmado el mes pasado, los vecinos buscan retirar 11 puntos de guardia en un radio de un kilómetro de la Línea de demarcación militar, que parte en dos la Zona de seguridad conjunta, antes de que termine el año.

Corea del Sur tendría previsto replegar cuatro puestos de guardia y Corea del Norte cinco, mientras que cada país ubicaría 35 soldados desarmados al norte y sur de la línea de demarcación militar.

Según el Ministerio de Defensa surcoreano, se espera que estas medidas se adopten durante el próximo mes para transformar la frontera en un “sitio de paz y reconciliación”.

Uno de los acuerdos a los que se llegó es que los turistas tendrán acceso a la zona.

El papel de Estados Unidos en el acercamiento entre las Coreas

“La mayoría de las operaciones serán ejecutadas por las dos Coreas, pero asegurando el apoyo del Comando de Naciones Unidas, ya que tiene elementos de Estados Unidos y también lidera la Comisión de Armisticio Militar”, le dijo a Reuters una fuente militar surcoreana.

Esta semana, los dos países acordaron empezar a reconectar sus líneas férreas y carreteras. A las autoridades de Estados Unidos, no obstante, les preocupa que la velocidad de los acercamientos entre las Coreas debiliten los esfuerzos para presionar a Corea del Norte a que prescinda de sus armas nucleares.

Corea del Norte y Corea de Sur, en el papel, siguen en guerra. Ya que el fin del conflicto entre 1950 y 1953 se firmó con un armisticio, y no un tratado de paz.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.