Saltar al contenido principal

España retira estatus diplomático a delegado belga ante críticas de líder flamenco

Anuncios

Madrid (AFP)

El gobierno español anunció este martes que retiró el estatus diplomático al delegado de Flandes por las reiteradas expresiones "inaceptables" del presidente del Parlamento de esa región belga críticas de la democracia en España y a favor de los independentistas catalanes.

"España deja de considerar al Consejero y Delegado del Gobierno de Flandes, André Hebbelinck, como agente diplomático de la Embajada del Reino de Bélgica, retirándosele los correspondientes privilegios e inmunidades", informó el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

La decisión se la comunicó personalmente el ministro español de Exteriores, Josep Borrell, al embajador belga, Marc Calcoen, a quien convocó este martes para expresarle "el malestar" de Madrid ante las declaraciones "inaceptables e impropias de un país amigo y aliado como es Bélgica" proferidas por el presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans, según el comunicado.

Esta fue la tercera vez en las últimas semanas que Calcoen fue convocado al Ministerio por las expresiones del separatista Peumans, militante de Nueva Alianza flamenca (N-VA), principal partido de Flandes.

El gobierno español se muestra irritado desde que Peumans envió en septiembre una carta a una independentista catalana en prisión, en la que afirmaba que la existencia de políticos catalanes presos probaría "que el gobierno central en España no puede cumplir con las condiciones de una Unión Europea (UE) democrática y moderna".

La misiva, que también criticó como "una acción escandalosamente antidemocrática" la violencia policial durante el referéndum catalán de autodeterminación ilegal del 1 de octubre de 2017, fue enviada a la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell.

Ella forma parte del grupo de líderes independentistas en prisión provisional por su papel en la fallida declaración de la secesión de Cataluña en octubre pasado.

Los separatistas catalanes los consideran "presos políticos", algo que niega el gobierno español, que reivindica la independencia de la justicia española.

Las últimas declaraciones de Peumans se produjeron el miércoles pasado en la apertura de una exposición sobre el proceso independentista catalán en el Parlamento flamenco, cuando insistió en que "encerrar a políticos es un acto de violencia", según fue citado por la prensa española.

El delegado flamenco en España podrá "si lo desea, seguir prestando servicios, como personal" de la embajada belga como ciudadanos comunitario, "pero sin estatus diplomático", señaló el ministerio.

Pero Madrid "no acreditará en lo sucesivo como personal diplomático (...) a ninguna persona que desempeñe la función de delegado o representante de la región de Flandes en España", agregó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.