Saltar al contenido principal

Hijos de extranjeros regresan al comedor escolar gracias a la solidaridad

Esta situación en Lodi, revelada por un largo reportaje televisado hace 10 días, provocó escándalo en Italia, pero fue vigorosamente apoyada por Matteo Salvini, el hombre fuerte del gobierno y patrón de la Liga
Esta situación en Lodi, revelada por un largo reportaje televisado hace 10 días, provocó escándalo en Italia, pero fue vigorosamente apoyada por Matteo Salvini, el hombre fuerte del gobierno y patrón de la Liga AFP/Archivos
Anuncios

Roma (AFP)

Niños extranjeros, privados de comedor escolar por las estrictas medidas aplicadas por una municipalidad de extrema derecha en el norte de Italia, pudieron regresar a la cantina este martes gracias a un movimiento de solidaridad convocado por Internet.

Para el inicio de clases 2018, el consejo municipal de Lodi (norte), ciudad de 45.000 habitantes dirigida por la Liga (extrema derecha), casi bloqueó el acceso a las tarifas reducidas de la cantina, buses escolares o guarderías para las familias extranjeras.

Además de las condiciones de recursos requeridas habitualmente, deben comprobar que no tienen ni propiedades ni ingresos en sus países de origen, lo que es una verdadera complicación administrativa perdida de antemano para quienes provienen de países que no suministran ese tipo de documentos.

Muchas familias vieron así triplicadas sus tarifas, por lo que tienen que llevar a sus hijos a pie y darles emparedados para el almuerzo, además de que deben comer en una sala separada de los otros.

Esta situación en Lodi, revelada por un largo reportaje televisado hace 10 días, provocó escándalo en Italia, pero fue vigorosamente apoyada por Matteo Salvini, el hombre fuerte del gobierno y patrón de la Liga.

"Si hay gente que tiene casas, terrenos o dinero en su país, ¿por qué tenemos que darles a ellos servicios gratis, cuando los italianos los tienen que pagar? (...) Se acabó el buen tiempo. No es racismo, es justicia y sentido común", afirmó el lunes.

El Movimiento 5 Estrellas (M5S, populista), aliado gubernamental de la Liga, guardó un silencio incómodo. Únicamente el presidente de la Cámara de diputados, Roberto Fico, consideró que la comuna debe dar "excusas" a los niños.

"No es posible que sean los más pequeños quienes paguen las consecuencias de los errores de otros", dijo. "Integrar quiere decir construir espacios y lugares para compartir, como el restaurante escolar precisamente", añadió.

Pero un colectivo de asociaciones de Lodi lanzó un llamado a donaciones para suministrar a las familias afectadas la diferencia entre ambas tarifas: el objetivo de 60.000 euros fue ampliamente superado en 48 horas.

Esta suma busca garantizar el acceso a los servicios para los niños involucrados -177 para el restaurante escolar, 75 para el bus escolar y 23 para la guardería- hasta que se examine un recurso ante el tribunal administrativo, cuyo dictamen es esperado para diciembre.

Para todo el año escolar, el colectivo considera en su página Facebook que el total requerido, si la medida se mantiene, es de 220.000 euros.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.