Saltar al contenido principal

Por qué la Iglesia ortodoxa rusa rompió relaciones con el patriarcado de Constantinopla

El obispo Hilarión, encargado de la diplomacia de la Iglesia ortodoxa rusa, en una rueda de prensa en Minsk, Bielorrusia, el 15 de octubre de 2018.
El obispo Hilarión, encargado de la diplomacia de la Iglesia ortodoxa rusa, en una rueda de prensa en Minsk, Bielorrusia, el 15 de octubre de 2018. Vasily Fedosenko / Reuters

Esta decisión llega después de que el Patriarcado Ecuménico de Estambul decidiera respaldar la separación de la Iglesia ortodoxa ucraniana de los clérigos de Rusia. En el fondo de la tensión yacen las relaciones políticas entre Rusia y Ucrania.

Anuncios

La Iglesia ortodoxa rusa anunció la ruptura con el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Este clero, establecido en Estambul, reúne a cerca de 300 millones de cristianos en el mundo.

“Ya no podremos celebrar más oficios conjuntos, nuestros sacerdotes no podrán más participar en las liturgias con las jerarquías del Patriarcado de Constantinopla”, dijo desde Minsk (Bielorrusia) el obispo Hilarión, encargado de la diplomacia de los ortodoxos rusos.

Este rompimiento ocurre tras el sínodo de esta Iglesia y tiene como detonante la decisión de la semana pasada del Patriarcado de Constantinopla de reconocer la independencia de Rusia por parte de la congregación de Ucrania.

Terminaron así 332 años de una relación de control de Moscú sobre Kiev. Además, se levantó también la excomulgación de Filarete, un antiguo jerarca ruso que creó una Iglesia ortodoxa ucraniana autónoma tras la caída de la Unión Soviética en 1991.

“La iglesia ortodoxa rusa no acepta estas decisiones y no las va a acatar”, expresó Hilarión. Queda ahora en el aire el devenir de unos 30 millones de creyentes ortodoxos en Ucrania, que son testigos de esta separación.

Una separación religiosa con un trasfondo político

Desde que Rusia se anexó en 2014 la península de Crimea, que en ese entonces pertenecía a Ucrania, han aumentado las presiones para que la Iglesia de Kiev se independizara.

De hecho, el presidente ucraniano Petro Poroshenko ha hecho llamados a Bartolomé, patriarca de Constantinopla, para que le otorgara autonomía al clero de su país. El mandatario está a meses de las elecciones de marzo, en donde buscará la reelección.

Aunque es una tensión reciente, los llamados para un Patriarcado de Kiev comenzaron con la desintegración soviética. Tanto así que hoy en día el país tiene tres congregaciones ortodoxas: una rusa, la mayoritaria, y dos que proclaman su separación de Moscú.

Con AFP y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.