Saltar al contenido principal
Migrantes

Los migrantes no le quitan el trabajo a nadie

El rol de los migrantes es esencial dentro del mercado laboral en el país que los recibe. Su participación ha sido necesaria para impulsar la economía y ocupar posiciones de empleo relevantes dentro de industrias específicas.

ANUNCIOS

Siete años de experiencia y varios títulos profesionales no fueron suficientes para que Mamode Osikoye consiguiera trabajo en Australia, país al que migró procedente de Nigeria. Pasó varias hojas de vida pero lo que más pesaba en su currículum era el estigma de migrante.

Largos años de espera dieron frutos. Un proyecto piloto en Melbourne le abrió las puertas a 23 migrantes calificados para un nuevo trabajo. Mamode y sus compañeros fueron contratados como ingenieros en la ampliación del metro de Melbourne. Parte de sus preocupaciones se solucionaron gracias a una oportunidad.

En París algo similar le pasó a Bakary Kanoute. Llegó a la ciudad con apenas 15 años acompañado de su madre desde Mali. Durmió varias noches en la calle pero cuando tuvo la edad suficiente fue contratado como cocinero en el restaurante francés Le Mesturet.

Bakary pudo trabajar, gracias a que a los nacionales no les llama mucho la atención servir en una cocina. Él cubrió una plaza de trabajo que, a los locales, ya no les interesa.

La idea de que restan trabajos es polémica y depende de la perspectiva desde la que se le mire. La realidad es que enfrentan dificultades para acceder al campo laboral, no cuentan con las garantías que los locales sí, y en muchos casos, tampoco se les paga lo debido.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.