Saltar al contenido principal

Diputada plantea que Ecuador retire nacionalidad a Assange

Anuncios

Quito (AFP)

Una diputada ecuatoriana de la oposición propuso el martes ante la Asamblea Nacional que el gobierno de su país retire la nacionalidad otorgada al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada de Ecuador en Londres.

"No voy a parar hasta cuando la nacionalidad de Assange sea retirada porque (...) nuestra nacionalidad ecuatoriana no se regala", dijo la legisladora Paola Vintimilla en el hemiciclo de la Asamblea Nacional.

La congresista del Partido Social Cristiano (PSC, derecha) hizo el pedido cuando el Parlamento debía debatir un proyecto de resolución que presentara para que sean desclasificados documentos reservados que le fueran entregados por la cancillería sobre el proceso de naturalización de Assange.

Vintimilla, quien investiga supuestas irregularidades en la entrega de la nacionalidad al creador de WikiLeaks, señaló que poco antes de la sesión parlamentaria conoció una carta del canciller José Valencia, en la que se precisa que los documentos que le fueran suministrados "no tienen el carácter de reservado".

En una carta del 4 de diciembre pasado -entregada en septiembre a la AFP por Vintimilla, que se amparó en su inmunidad para hacerlo-, Assange dio por terminado el asilo en el marco de una estrategia de Ecuador que resultó fallida, y con la que pretendía convertirlo en diplomático ecuatoriano.

El australiano de 47 años renunció al asilo concedido en 2012 poco antes de que Quito le otorgara la carta de naturalización, el 12 del mismo mes, y le hiciera después sendas designaciones de consejero en sus embajadas en Londres y Moscú.

El Reino Unido rehusó reconocer esos nombramientos y Quito los declaró nulos.

Vintimilla anotó que la misiva de Valencia en el sentido de que los documentos no son reservados le fue dada el martes por la presidencia de la Asamblea.

Hace casi dos semanas, Valencia explicó que Assange se mantiene como asilado en la embajada de Ecuador en Londres en virtud a que "el Estado es quien de manera soberana otorga y retira el asilo a una persona".

Assange se refugió en 2012 en la legación para evitar, en principio, ser extraditado a Suecia, que lo reclamaba para enfrentar acusaciones por supuestos delitos sexuales que no prosperaron.

Aun así, el fundador de WikiLeaks teme que si deja la legación pueda ser detenido y extraditado a Estados Unidos por difundir miles de secretos oficiales de ese país a través de su página web.

La justicia británica mantiene una orden de prisión en su contra por violar condiciones de su fianza dentro del caso abierto en Suecia.

El domingo, WikiLeaks anunció que Quito decidió restablecer parcialmente las comunicaciones de Assange, que le fueran cortadas en marzo último por incumplir su "compromiso escrito de no publicar mensajes que constituyeran una injerencia en la relación (de Ecuador) con otros Estados".

El gobierno ecuatoriano no se ha pronunciado al respecto.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.