Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Redefinición de fronteras desata manifestaciones en Ingusetia

Saber más

ECONOMIA

Criptomonedas, acciones y petróleo: una jornada que cierra en rojo

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Instituto Pasteur, 130 años de labor para salvar vidas

Saber más

EN FOCO

Arabia Saudita no solo impulsa inversiones en Bosnia...

Saber más

LA ENTREVISTA

María Fernanda Espinosa: "Las mujeres podemos y debemos hacer la diferencia"

Saber más

EE. UU. y Canadá

Cómo las elecciones de medio término podrían moldear el panorama político de Estados Unidos

© María Luisa Rossel | Claudia Carola Eslava ejerce su derecho al voto antes de la votación temprana en Franconia, condado de Alexandria, en Virginia.

Texto por Maria Luisa Rossel

Última modificación : 17/10/2018

En estas votaciones, que se celebrarán el 6 de noviembre, se van a elegir 435 representantes y 35 senadores. También son elecciones para 36 gobernaciones y autoridades locales. ¿Qué está en juego en el pulso entre demócratas y republicanos?

A pocas semanas de las “mid term elections”, elecciones de medio término, los electores estadounidenses comienzan a movilizarse para ejercer su derecho al voto en los estados de Maryland y Virginia que rodean la capital de Estados Unidos. Las elecciones de mitad de mandato que se celebran justo en medio de dos elecciones presidenciales son una especie de referendo sobre la gestión del presidente y el partido de Gobierno, el Republicano.

Sus resultados marcarán inevitablemente la pauta de lo que será la segunda mitad del Gobierno de Donald Trump.

Estas elecciones se enmarcan en un ambiente político de profunda división. Los Republicanos controlan en este momento la Presidencia, el Senado y la Cámara de representantes. Con esa mayoría han logrado promover una agenda económica para reducir los impuestos y eliminar una serie de regulaciones en favor de las empresas.

¿Qué pasará con la economía después de las elecciones del 6 de noviembre si el Congreso queda dividido entre una mayoría republicana en el Senado y una demócrata en la Cámara de representantes? Algunas encuestas sugieren que ese sería el escenario. ¿Podría un potencial cambio en el Congreso descarrilar el mercado alcista de los Estados Unidos?

Los demócratas han prometido derogar los recortes de impuestos y revitalizar la Ley del cuidado de la salud, conocida popularmente como ‘Obamacare’ y que los republicanos intentaron desmantelar. Además en todos los estados se están proponiendo y dando cambios a Medicaid, el programa que ofrece cobertura de salud para personas de bajos recursos.

Y dependiendo de cómo quede configurado el próximo Congreso estadounidense, se podría redefinir la configuración de los distritos electorales. Es decir quiénes votan y en qué jurisdicción. La redistribución de los distritos electorales les ha dado a los republicanos desde el 2010 control de un mayor número de escaños en las legislaturas estatales y en las gobernaciones a nivel nacional.

Este factor podría ser determinante para las elecciones presidenciales de 2020.

La lucha por mantener la mayoría en el Congreso

Los demócratas quieren retomar el control del Senado que los republicanos mantienen con una ventaja de 51 a 49, incluidos dos independientes. Hay 35 escaños que están en disputa en estas elecciones en el Senado, además de las elecciones especiales en Minnesota y Mississippi. De esas curules, 26 están en manos de demócratas que tienen que defender su reelección. Y de los republicanos 9 quieren la reelección.

Según el portal de sondeos de opinión, ‘Real Clear Politics’, los estados de Michigan, Ohio, Pensilvania, Nuevo México, New Jersey, Wisconsin y Virginia Occidental, tendrían senadores demócratas. Mientras que los electores de Arizona, Nevada, Montana, Missouri, Indiana y Florida están por definirse.

La batalla electoral en el Senado
Los colores indican las tendencias y posibilidades de ganar escaños en cada estado para demócratas y republicanos en las elecciones de medio término de 2018 © Real Clear Politics

En la Cámara de representantes los demócratas necesitan 218 escaños para lograr la mayoría. Republicanos y demócratas se disputan 29 escaños.

La batalla electoral en la Cámara de Representantes
Los colores indican las tendencias para demócratas y republicanos de ganar escaños en la Cámara por cada estado. © Real Clear Politics

¿El voto latino hará la diferencia en el Senado?

De los 35 distritos del Senado en disputa en estas elecciones y donde los datos del censo de 2014 indicaron que los latinos conformaban al menos un tercio de los votantes elegibles, los republicanos tienen 7 escaños. Los demócratas buscan como objetivo ganar esas curules en estas elecciones.

Tres de las mejores oportunidades para los demócratas se encuentran en estados con poblaciones hispanas de rápido crecimiento: Texas, Nevada y Arizona.

Florida, también es importante por ser considerada un “swing state”, es decir un estado columpio que a veces elige demócratas y otras republicanos. Los republicanos están defendiendo un escaño en el Senado en ese estado.

En Texas, el senador republicano Ted Cruz, que ha sido durante mucho tiempo uno de los mayores defensores de una política de inmigración con mano dura, compite con el representante demócrata “Beto” O' Rourke, un blanco que habla español en sus eventos de campaña y usa el apodo hispano de “Beto”, en vez de Robert, su nombre de nacimiento. Es un liberal convertido en una de las figuras estelares de los demócratas y que recaudó $ 38,1 millones en los últimos tres meses.

En los últimos sondeos de opinión Cruz tiene una ventaja de 8 puntos sobre  O’Rourke.

Y hay otro fenómeno en Texas que podría estar repitiéndose en otras partes del país. Texas alcanzó un récord de casi 15,7 millones de votantes registrados, según información de la Secretaría de ese estado.

Texas es uno de los estados que no permite registrarse como votante a través de Internet. La votación temprana en ese estado comienza el 22 de octubre y continúa hasta el 2 de noviembre.

Entre Alaska, Hawái y Florida hay variedad de reglas para votar e inscribirse en EE.UU.

En EE.UU no existe un padrón electoral o un organismo gubernamental que regule a nivel nacional los procesos electorales, esa responsabilidad recae en el secretario de estado de cada uno de los 50 estados que conforman el país.

En todos, menos en Dakota del Norte, los electores deben inscribirse antes de votar. En más de la mitad de los estados, ese plazo ya se venció. Además, los votantes deben tener en cuenta las diferentes formas de inscripción para votar. Una de ellas es por Internet. 37 estados y el Distrito de Columbia ofrecen esa opción. Para Sheyla Ganoa de 22 años, estudiante de terapia de lenguaje y español, registrarse para votar le tomó unos minutos. Su centro de estudios facilitó a cientos de estudiantes como ella, acceso a la página de internet.

Hija de colombianos, nacida en EE.UU, Shyela se convertirá en votante por primera vez, el 6 de noviembre. “Me sentí motivada después de ver la confirmación del juez Kavanaugh y por todo el clima político negativo en el que estamos viviendo”, dice Sheyla.

En las últimas elecciones de medio término de 2014 solo el 37% de los votantes elegibles se presentaron. Lo mismo podría ocurrir con muchos en estas elecciones. Es decir, votantes que pese a ser elegibles pueden ser disuadidos o bloqueados de ejercer su derecho ciudadano.

Sortear la inscripción para votar es solo el primer paso para los electores estadounidenses. Luego se enfrentan a la votación y sus diferentes formas. Pueden votar en persona, el mismo día de la elección, por adelantado, por correo (votación ausente) o por Internet. Y una vez más, cada estado tiene sus propias leyes.

Claudia Carola Eslava, residente de Virginia, se registró como votante independiente el mismo día que juramentó su ciudadanía, en enero de ese año. El sábado pasado votó por adelantado, en el Centro Gubernamental de Franconia, condado de Alexandria. Pocas personas se hicieron presentes y la atención era inmediata.  Lo hizo para evitar las filas, el tráfico y la posibilidad de no llegar a su centro de votación el día oficial de las elecciones.

“Era mejor votar en persona y por adelantado, usando un papeleta que yo misma marqué. Esa supuesta facilidad de votar por Internet para mí no es ninguna garantía”, explica Eslava después de votar, acompañada de su hija de 7 años. Para ella, una dentista peruana estadounidense de 40 años, las prioridades del próximo Congreso deben ser mejorar el sistema de salud y controlar la venta de armas.

Donald Trump se para después de hablar durante un mitin de Make America Great Again en Richmond, Kentucky, EE. UU., El 13 de octubre de 2018. © Joshua Roberts / Reuters

El electorado decidirá en medio de un ambiente políticamente complejo

Estas elecciones se enmarcan en un contexto político complejo con Donald Trump en la Presidencia y varios elementos de alto vuelo como la investigación del fiscal especial Robert Muller sobre la posible injerencia de Rusia en la campaña de 2016.

A la hora de votar, el electorado también decidirá si apoya las políticas de inmigración de la actual Administración y a quienes la defienden desde el Congreso. Tendrán que evaluar el porte de armas, si es necesario imponer regulaciones y las consecuencias del reciente nombramiento de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema.

Pero los números en verde también podrían pesar en estas elecciones. De acuerdo a la revista ‘Forbes’ la economía estadounidense ha reportado un crecimiento de 50% desde 2016.

Los republicanos aseguran que las medidas aprobadas por el Congreso fortalecen los mercados y la creación de puestos de trabajo. La tasa de desempleo en EE.UU cayó en septiembre a 3,7 por ciento, el nivel más bajo desde 1969.

Un panorama que está lejos de ser negativo para un presidente que enfrenta la posibilidad de un juicio político si los demócratas llegaran a retomar su mayoría en el Capitolio.

Primera modificación : 17/10/2018

  • Inmigración

    A menos de dos meses de comicios de medio término, Trump quiere condicionar la 'green card’ al costo de las prestaciones sociales

    Saber más