Saltar al contenido principal

Los ‘enemigos’ secretos de los alimentos generan preocupación en Reino Unido

Suzette / Wikimedia

Aunque son casos aislados y extremadamente raros, la muerte de dos mujeres en Reino Unido por consumir alimentos con componentes a los que eran alérgicas ha hecho que las autoridades sanitarias estén en alerta.

Anuncios

¿Cuando compra un sándwich o una ensalada en una cadena de cafeterías ha leído con detenimiento con cuáles ingredientes se ha preparado lo que va a consumir? Aunque se lean, no es suficiente, ya que algunos ingredientes pudieron haber sido contaminados con el simple corte de un cuchillo y que puede causar reacciones alérgicas fatales en algunas personas.

Sin duda, puede sonar exagerado que las personas mueran por alimentos sencillos, pero no lo es: el solo contacto con un alimento ‘prohibido’ puede tener efectos como vómito, reacciones en la piel y otras graves.

Tras la muerte de Natasha Ednan-Laperouse, de 15 años quien sufrió un choque anafiláctico tras la ingesta de un sándwich con semillas de sésamo y en otro caso, otra mujer, con un sándwich vegano contaminado con derivados de leche.  Por ello en el Reino Unido las autoridades sanitarias están alarmadas.

En este país los controles a los alimentos son estrictos. De hecho, en los restaurantes, generalmente los meseros preguntan a los comensales sobre si son alérgicos a algún alimento.

Sin embargo, estos casos han generado una profunda reflexión tanto en la sociedad como en el Gobierno sobre si los controles son suficientes, cuál es el manejo a los alimentos en las cadenas de cafeterías y si en estos tiempos modernos los humanos estamos desarrollando nuevas alergias a alimentos que otras generaciones consumían.

No solo la preparación sino la manipulación de los elementos puede generar posibles eventos de contaminación

En los supermercados y cafeterías del Reino Unido los alimentos vienen acompañados de una etiqueta que advierte sobre todos los ingredientes con los que han sido preparados. Incluso, algunos, cuando se trata de verduras y carnes, de qué granja y región provienen, pero no parece suficiente.

Michelle Berriedale-Johnson, director of Foodsmatter.com, asegura que “aproximadamente el 1 por ciento de la población adulta y el 4-5 por ciento de los niños” en el Reino Unido sufre de alguna alergia a la comida, siendo la leche, la que más problemas genera. “Aunque a menudo se resuelve cuando llegan a la adolescencia”, explica.

Por su parte, la doctora Clare Thornton-Wood, especialista en dietética pediátrica, asegura que en el Reino Unido han sido detectados 14 alérgenos entre leche, trigo, huevo, soja, cacahuetes, nueces de árbol, trigo, sésamo, pescado, mariscos, mostaza, apio, sulfitos y altramuz.

La contaminación puede darse en la cocina. Si un mismo cuchillo se usa para cortar un pan libre de gluten y otro normal, puede ser muy grave.

“Usar pinzas para servir un pastel de almendras y un croissant sencillo o una salsa con apio y otra sin, con la misma cuchara son ejemplos de posibles eventos de contaminación.  Otras áreas son cocinar cosas en la misma bandeja o utilizar la misma tabla de cortar. Esta es un área que es difícil de controlar y quienes preparan los alimentos deben ser muy cuidadosos. Las personas alérgicas también deben informar a las personas cuando visitan los puntos de venta de alimentos qué tan graves pueden ser las cosas”, explica Thornton.

Sin embargo ser celíaco, que es la no tolerancia al gluten, es diferente y eso se traduce en tener una dieta de por vida libre de este.

Las teorías sobre la adquisición de nuevas alergias

Cuando se habla de estas nuevas alergias, es inevitable pensar cómo vivían las generaciones pasadas que consumían los mismos alimentos. Lo cierto es que los supermercados y las cadenas de cafeterías tienen una oferta variada y creciente de estos alimentos.

Berriedale-Johnson advierte que está emergiendo una nueva alergia al “Kiwi y ciertas legumbres. Una vez que un alimento comienza a ser popular y ampliamente consumido, la cantidad de personas que reacciona a él comenzará a crecer”.

Sobre la aparición de nuevas alergias, Clare afirma que “existen varias teorías al respecto, una de ellas es que nuestros mayores niveles de limpieza y uso de productos de limpieza de alguna manera han llevado a un aumento”.

La doctora Clare Thornton agrega que “se ha demostrado que excluir alimentos aumenta la probabilidad de volverse alérgico en personas con una disposición genética, por ejemplo, los estudios recientes de LEAP y EAT han llevado a una revisión del asesoramiento sobre la introducción de alimentos potencialmente alérgicos en niños y hacerlo a una edad más temprana para disminuir el riesgo de que desarrollen una alergia”.

Mientras, la sociedad exige controles más estrictos a la industria de los alimentos para evitar más muertes, algunas personas empezaron a leer las etiquetas de la comida empacada incluso si tienen mucha hambre.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.