Saltar al contenido principal

Líderes europeos estudian extender la transición para la salida del Reino Unido

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, conversa con la primera ministra Theresa May en una de las pausas de la Reunión de Líderes de la Unión Europea en Bruselas el 18 de octubre de 2018. En primer plano, el presidente de la comisión Europea, Jean-Claude Juncker, conversa con el primer ministro del Reino de los Países Bajos, Mark Rutte.
El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, conversa con la primera ministra Theresa May en una de las pausas de la Reunión de Líderes de la Unión Europea en Bruselas el 18 de octubre de 2018. En primer plano, el presidente de la comisión Europea, Jean-Claude Juncker, conversa con el primer ministro del Reino de los Países Bajos, Mark Rutte.

La primera ministra británica, Theresa May, considera la propuesta de extender el periodo de implementación del "brexit" durante "unos meses" y así garantizar que no habrá una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Anuncios

A cinco meses de que venza el plazo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los dirigentes del bloque y de los 27 países que seguirán haciendo parte del grupo estudian la posibilidad de permitir un periodo de adaptación de tres años.

“Lo que se puede extender sin mayor problema es la fecha del 1 de enero de 2020 para el periodo de transición. Si se añade un año, eso no hará daño a Europa, y espero que al Reino Unido tampoco”, le dijo Jean Asselborn, ministro de relaciones exteriores de Luxemburgo, a la cadena alemana Deutschlandfunk.

En las horas previas a la reunión del miércoles, los análisis se debatían entre un brexit sin acuerdo y una extensión del plazo para la salida del Reino Unido de la U.E. En la situación actual, el primer panorama sigue siendo una opción, pero extender el periodo de transición busca que el impacto del retiro definitivo de los británicos sea menos traumático.

En la Unión Europea, las opiniones sobre el liderazgo de May están divididas, mientras en su propio país hay mucho recelo sobre las propuestas que surgen luego de las reuniones en Bruselas.

En la Unión Europea ponen condiciones para extender la transición

La idea de establecer un periodo de adaptación más largo para reducir el impacto económico para las partes está sobre la mesa, pero nadie la ha dicho en voz alta.

“Es una de las opciones posibles. No es una propuesta firme de parte de los 27 países de la Unión Europea ni una petición formal de parte del Reino Unido”, expresó a la prensa un portavoz del gobierno de Emmanuel Macron al referirse a la posibilidad de una transición. Pero añadió que la idea no se debería descartar. “Si vamos en esa dirección, deberíamos tener ciertas condiciones”, recalcó el funcionario.

La Primera Ministra, por su parte, tampoco ha sido contundente sobre la necesidad de buscar o no este periodo.

“Otra idea que ha surgido, y es una idea en este momento, es crear la opción de extender el periodo de implementación por unos meses, y sería un asunto de meses”, dijo May a la prensa en el segundo día de reuniones de la Unión Europea, “pero el punto es que no se espera que sea necesario usar esta opción porque estamos tratando de asegurar que tengamos una relación futura en rigor para el final de diciembre de 2020”, añadió.

La incertidumbre, no obstante, está sembrando escepticismo al interior del Reino Unido y algunos líderes británicos están empezando a expresar su desconfianza.

En el Reino Unido no cae bien la idea de la transición

"Ella está perdiendo la confianza de los colegas de distintos puntos de opinión. Las personas que la han apoyado a lo largo de este proceso están al borde de la desesperación por el estado de esta negociación", dijo el legislador conservador Nick Boles, un crítico de May que durante el referéndum que respaldó quedarse en la U.E. y ahora quiere permanecer en el mercado único de manera interina.

"Realmente es una movida desesperada de último momento", añadió.

"Muchos parlamentarios conservadores le están dejando claro al gobierno que no apoyaremos la legislación que busca prolongar la transición y los grandes pagos sin una buena razón", dijo John Redwood, un partidario conservador del brexit, y añadió que "extender nuestro periodo bajo el control de la U.E. nos llevaría a otros siete años de gasto y requeriría aún más dinero de nosotros".

Pero mientras se define si habrá o no una transición, el asunto de la frontera irlandesa sigue en el centro de las conversaciones. De hecho, la propuesta de extender la transición surge para evitar que la línea divisoria en la isla sea un motivo de nuevos conflictos. Los negociadores deben buscar la mejor forma de encontrar una barrera ("backstop") para lograr una relación comercial sin muchos obstáculos.

El negociador para el brexit de la Unión Europea, Michel Barnier, quien también se dirigió a los líderes en la tarde del miércoles, cree que se debería alcanzar un pacto para diciembre. De manera que los parlamentarios de ambas partes tengan tiempo para ratificar el tratado.

Las conversaciones de los líderes de la Unión Europea continúan este jueves mientras los representantes de los 27 países miembros tratan de abordar otros temas urgentes, como las relaciones con Asia, sin que el brexit se lleve todo el protagonismo.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.