Saltar al contenido principal

Afganistán prorroga un día las elecciones parlamentarias en medio del caos y la violencia

Una mujer vota en las elecciones parlamentarias de Afganistán en el centro de Kabul, el 20 de octubre de 2018.
Una mujer vota en las elecciones parlamentarias de Afganistán en el centro de Kabul, el 20 de octubre de 2018. Jawad Jalali / EFE

Por fallas técnicas y organizativas, la Comisión Electoral Independiente de Afganistán extendió un día las elecciones parlamentarias. Esto en medio de una jornada marcada por explosiones y ataques que han dejado varios muertos y heridos.

Anuncios

Tal y como se había previsto, la jornada electoral del 20 de octubre en Afganistán estuvo marcada por el caos y la violencia. Ataques registrados en al menos cuatro provincias, incluida Kabul, sumados a la demora en la apertura de los colegios electorales, la falta de personal en los puntos de votación y las confusiones con los equipos biométricos que fueron implementados a última hora para llevar el registro de los votos, obligaron a prorrogar un día las elecciones parlamentarias.

Así lo anunció el presidente de la Comisión Electoral Independiente (CEI) de Afganistán, Abdul Badi Sayad, quien además indicó que los colegios electorales que habían permanecido cerrados hasta la 1:00 p.m. (hora local) seguirían abiertos siete horas más. Y que otros abrirán sus puertas el domingo 21 de octubre para que los ciudadanos depositen su voto.

Varios incidentes de seguridad empañaron el día de votación, con más de 130 incidentes registrados. Se estima que al menos 13 personas murieron y otras 125 resultaron heridas durante estos ataques que se produjeron en Kabul, en la provincia norteña de Kunduz, en las orientales de Kapisa y Logar, y en la meridional Ghazni.

Por primera vez desde el final de la misión militar de la OTAN en 2014, el Gobierno afgano es responsable de la seguridad durante las elecciones. Por eso fueron desplegados en todo el país 70.000 soldados y policías, según reveló un portavoz del Ministerio de Interior, Najib Danish, 16.000 más respecto a un anuncio hecho en días anteriores.

El portavoz añadió que fueron abiertos 4.900 centros electorales en 32 provincias, después de que la meridional Kandahar decidiera retrasar los comicios tras el atentado el jueves en el que murió Abdul Razeq, comandante de policía de la región y uno de los militares más importantes de esa nación.

Elecciones en medio del conflicto armado

Previstas inicialmente para el verano de 2015 pero retrasadas en varias oportunidades a causa de la precaria situación de seguridad, la inestabilidad política y los problemas financieros, las elecciones parlamentarias en Afganistán son vistas como una prueba para la frágil democracia y como una prueba de fuego antes de los comicios presidenciales programados para abril de 2019.

Al menos 20 de las 34 provincias del país están en conflicto, mientras el grupo Talibán hizo un llamado a boicotear la votación. "El proceso electoral del enemigo ha fracasado. Hasta ahora hemos llevado a cabo 166 ataques y el proceso ha sido interrumpido", señaló Zabihullah Mujahid, un portavoz talibán.

8,8 millones de personas, entre ellas cerca de 3 millones de mujeres, estaban llamadas a las urnas, pero se estima que el 50 % de estos individuos están mal registrados o son fraudulentos. En Afganistán no se realiza un censo desde hace más de 30 años y se cree que la población total supera los 30 millones.

Lo que está en juego en las elecciones parlamentarias

Se eligen 249 legisladores de la Cámara Baja, con 2.565 candidatos y entre ellos hay 471 mujeres. En el caso de la Cámara Alta no hay votación directa sino que esos parlamentarios los eligen los concejos locales, los distritos y el presidente Ashraf Ghani.

En un principio también se iban a elegir los concejos distritales pero finalmente la Comisión Electoral retrasó los comicios. La razón está en que solo una décima parte de los 400 distritos tenía suficientes candidatos.

Es difícil hablar de favoritos para estas elecciones teniendo en cuenta la alta cantidad de aspirantes independientes. Estas formaciones han surgido como una oposición a la alianza del presidente Ghani con el director ejecutivo Abdullah Abdullah.

No se esperan resultados provisionales, por lo menos, hasta el 10 de noviembre y los definitivos hasta el 20 de diciembre, según la Comisión Electoral. Una larga espera para un proceso electoral en el que la violencia ha cobrado la vida de al menos nueve candidatos y cientos de personas.

Con EFE, AP y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.