Saltar al contenido principal
Cultura

La guerra que arrasó con el arte de Mosul y Palmira

El Instituto del Mundo Árabe de París nos lleva virtualmente por ese patrimonio árabe que está en peligro o directamente destruido por conflictos como el de Siria y la existencia de grupos como el Estado Islámico. Este es un viaje por las ruinas que vuelven a erigirse por última vez, ni que sea en la escena digital.

Anuncios

De haber tenido una cámara en la XVIII dinastía egipcia, Tutankhamun hubiera sido inmortal. Por eso ahora que estamos a tiempo (y en otro tiempo), empresas como la francesa Iconem se dedican a documentar y digitalizar en 3D la herencia cultural que en un futuro podría desaparecer.

Ya sea por el paso del tiempo, como en la época de los faraones, o por la huella destructora de humanos que están en guerra.

De eso trata la última exhibición del Instituto del Mundo Árabe de París que, preocupado por el contexto geopolítico de Medio Oriente, le ha devuelto un poco de su esplendor rescatando digitalmente a “ciudades milenarias”.

Y es que, ¿cómo eran las calles de Alepo (Siria) y Mosul (Irak) antes de sus respectivas guerras? ¿Qué se sentía al pisar la antigua Palmira (Siria) antes de ser arrasada por el Estado Islámico, o cómo aún se mantiene en pie la amenazada Leptis Magna (Libia), conocida como la “Roma africana”?

A través de decenas de fotografías y vídeos, hechos con técnicas de digitalización, podemos ver, sentir y casi tocar, en definitiva, sumergirnos de manera virtual, en las joyas arquitectónicas más representativas de estas cuatro ciudades, hoy menos accesibles que nunca.

Porque "el objetivo –cuenta la comisaria Nala Aloudat– es sensibilizar al gran público acerca del patrimonio árabe que se encuentra en peligro".

"La idea era mostrar esta destrucción, pero también evocar su grandeza de antaño. No queríamos deslumbrar al espectador solo por la tecnología, sino que la tecnología llevara un mensaje", añade Aloudat.

Y el mensaje es ver en la propia mirada la destrucción y la pérdida que supone para nuestra cultura que estos bienes no existan nunca más, pero también la resiliencia de lugares que son históricos. Por suerte algunos pueden rescatarse de sus cenizas gracias a estas tecnologías, que restauran el patrimonio mediante imágenes del pasado. Aunque no con todos es posible.

"Cuando hablamos de lugares como Palmira, en que la destrucción ha pasado a formar parte de su historia, quizás es conveniente que permanezcan como están y crear al lado un museo para mostrar digitalmente cómo eran antes", sentencia la comisaria.

En esta crónica también hablamos de cómo la retrospectiva del artista catalán Joan Miró se alza en el Grand Palais con "el color de sus sueños"; disfrutamos del cine en la cuarta edición del Bogota International Film Festival (BIFF); nos enamoramos de los protagonistas de "Cold War", lo último del director polaco Pawel Pawlikovski; y escuchamos a Elvis Costello en su regreso del disco "Look Now".

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.