Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Estados Unidos y China: ¿acuerdo a la vista?

Saber más

LA ENTREVISTA

Carlos Alvarado: "la reforma que impulsamos es una reforma progresista"

Saber más

ECONOMIA

Senado argentino aprueba presupuesto

Saber más

EL DEBATE

Patriotismo vs. nacionalismo, el choque discursivo entre Macron y Trump

Saber más

EN PRIMERA PLANA

El Vaticano frente a los escándalos de pederastia

Saber más

África

Comoras: el Ejército entró en el centro de Mutsamudu

© Youssouf Ibrahim / AFP | Los soldados comoranos buscan armas en el centro de Mutsamudu el 20 de octubre de 2018.

Texto por France 24

Última modificación : 22/10/2018

Los militares comoranos lanzaron una ofensiva sobre un grupo de hombres armados que habían ocupado durante cinco días el centro de Mutsamudu, en la isla de Anjouan. Los choques han cobrado la vida de tres personas.

Las fuerzas de seguridad del archipiélago de las Comoras tomaron el control este sábado 20 de octubre del centro histórico de la ciudad de Mutsamudu, capital de la isla de Anjouan, donde se habían atrincherado rebeldes al presidente Azali Assoumani desde el 15 de octubre.

“El Ejército comenzó a tomar posiciones desde el mediodía, no dispararon, no registraron casas, los hombres se limitan a asegurar el sector para que la población pueda moverse libremente”, comentó a la agencia AFP el ministro de Educación, Mahamoud Salim Hafi.

Un ministro que promete el regreso a la calma sin una ofensiva armada

Según este ministro, oriundo de la isla de Anjouan y líder de las negociaciones con los opositores, “los rebeldes todavía están atrincherados en las casas”. El ministro rechazó la idea de un asalto de gran escala, temida por la población civil. “No necesitamos lanzar una ofensiva”, dijo. “Garantizo que a partir del lunes la vida se reanudará en Mutsamudu, la administración funcionará normalmente”.

Según Mahamoud Salim Hafi, los opositores, que serían unos cuarenta, todavía no dejaron sus armas pese a la propuesta de indulto a cambio del desarme, formulada el viernes por el Gobierno.

Los enfrentamientos de esta semana entre los rebeldes y el Ejército cobraron la vida de tres personas en Mutsamudu, según las cifras de las autoridades, y al menos seis personas resultaron gravemente heridas, conforme a una fuente de los servicios hospitalarios.

Las autoridades acusan al partido Juwa del opositor y expresidente del archipiélago, Abdallah Sambi, oriundo también de Anjouan y bajo arresto domiciliario desde hace cinco meses, de estar detrás de la violencia que estalló cuando los manifestantes levantaron barricadas para desafiar a la policía.

Incremento de la tensión luego de un polémico referendo

Los opositores, quienes denuncian la acción de Assoumani como la de un dictador de una “república bananera” y a su deseo permanecer en el poder, atribuyen la responsabilidad de esta situación al Gobierno.

Estos enfrentamientos marcaron el apogeo de una crisis iniciada el pasado 30 de julio, en una votación convocada por el ejecutivo para reformar la Constitución y permitir a una reelección del presidente Azali Assoumani. Un escrutinio, boicoteado por la oposición, que culminó con una arrolladora victoria del “Sí”, con el 92,74 %.

Con esta enmienda, Assoumani podría gobernar la pequeña nación de unos 800 mil habitantes hasta 2029, en caso de ganar las próximas elecciones. Una reforma que podría entonces vulnerar el frágil sistema de rotación del poder vigente en las Comoras, que instauró desde 2011 una presidencia rotativa entre las tres islas que conforman esta nación, para evitar conflictos entre los grupos de intereses.

Antiguo golpista, Assoumani llegó a la magistratura suprema en 2016 y es regularmente denunciado por sus tendencias autoritarias. A raíz del referendo, la presión se agudizó sobre sus detractores, quienes fueron encarcelados por decenas.

El viernes, un memorando de entendimiento entre el Gobierno central y el ejecutivo de Anjouan, que se pronunció en nombre de los rebeldes, dispuso el desarme de los combatientes a cambio de la impunidad.

El presidente Assoumani afirmó entonces que estaba “dispuesto a otorgar impunidad a cualquier civil que entregue su arma a las autoridades militares entre las 6 am y las 6 pm del viernes”. El texto especifica que “nadie será procesado” y que todos “podrán salir libremente hacia el destino de su elección”. Pero aún ningún arma no se ha entregado a los notables locales, quien actúan como intermediarios.

Con AFP y EFE

Primera modificación : 21/10/2018