Saltar al contenido principal
Reporteros

Las milicias: una historia de terror que amenaza a Río de Janeiro

El asesinato de la concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco, reveló al mundo el poder que tienen en la actualidad las milicias en la ciudad. Precisamente Franco, se había encargado de denunciar la corrupción, el poder y el control que tienen esos grupos conformados por exmilitares, policías y Bomberos. Un equipo de Reporteros de France 24 recorrió la ciudad para conocer cómo viven sus habitantes.

ANUNCIOS

Quienes han tenido el valor de enfrentarse a las milicias en la ciudad brasileña de Río de Janeiro ponen su vida en riesgo. Estos grupos controlan gran parte de la ciudad. De acuerdo con las estadísticas unos 37 barrios y cerca de 160 favelas están bajo su dominio.

La ciudadanía siente mucho temor, diversos estudios apuntan a que más de dos millones de personas viven bajo la denominada ley del silencio, esto no es más que una manera de presionar a la sociedad por medio de la violencia para que calle ante los actos cometidos por las milicias.

De acuerdo con cifras policiales, alrededor del 70% de los asesinatos registrados en la ciudad han sido cometidos por las milicias. Las cifras de la institución policial revelan que ninguno homicidio ha podido ser resuelto.

Una investigación llevada adelante por el ahora diputado federal, Marcelo Freixo, reveló en el año 2007 que dentro de las milicias se encontraban políticos, policías, exagentes penitenciarios e integrantes del Ayuntamiento.

En el año 2016, durante la campaña para las elecciones municipales, un total de 15 candidatos a diversos cargos dentro del estado de Río de Janeiro fueron asesinados. De ellos, al menos seis son atribuidos a las milicias.

Las milicias han logrado operar de una manera más discreta que las bandas de narcotraficantes. La crisis económica que afectó al gobierno de Río de Janeiro le impidió solventar problemas en las comunidades y ello fue aprovechado por grupos para incrementar su dominio. Más allá de la violencia, hoy las milicias venden servicios públicos, materiales de contrucción, entre otras cosas.

Hablar contra las milicias, o exponerlas, es peligroso como lo demuestra el asesinato de Marielle Franco.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.