Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

El futuro de la Amazonía en manos del próximo presidente de Brasil

El medio ambiente se ha filtrado en el discurso político de Brasil. Los candidatos a la presidencia del país, Bolsonaro y Haddad, tienen dos visiones muy distintas de cómo las políticas medio ambientales pueden usarse para el beneficio de la nación con la mayor biodiversidad del planeta; Cuba y Estados Unidos, se unen por el cuidado de los arrecifes del Golfo de México; Filipinas reabrió la turística isla de Boracay tras seis meses de cierre para la rehabilitación de los ecosistemas.

ANUNCIOS

Los electores brasileños tendrán que elegir el domingo 28 de octubre entre dos candidatos con visiones casi opuestas sobre el cuidado de los recursos naturales del país con más biodiversidad del mundo. Para Jair Bolsonaro, candidato de ultraderecha, las políticas medio ambientales están "sofocando al país". En julio expresó su intención de sacar a Brasil del Acuerdo de París y aludió a la decisión del presidente de Estados Unidos de retirarse de este tratado climático diciendo que si "Trump se salió, lo hizo porque no le interesaba a su país". El 25 de octubre el candidato del Partido Socio Liberal (PSL) moderó su discurso y dijo que mantendría a su país en el acuerdo solo si se cumplen algunas condiciones. También ha expresado su intención de hacer desaparecer el ministerio de Medio Ambiente y fusionarlo al de Agricultura, una industria con la que el ultraderechista tiene fuertes vínculos. Para el candidato izquierdista Fernando Haddad, la llegada de Bolsonaro al poder supondría "el comienzo del fin de la Amazonía". En entrevista con France 24 Carlos Rittl, secretario ejecutivo del Observatorio del Clima de Brasil, una organización de entidades de la sociedad civil que se dedica a monitorear las políticas climáticas en el país, no cree que la afirmación de Haddad sea del todo cierta, pero sí cree que la llegada de Bolsonaro al poder hará que el ritmo de la deforestación que el pulmón del mundo está sufriendo en la actualidad se acelerará.

Esta organización creó una tabla en la que compara las políticas ambientales de los candidatos. El único punto en el que coinciden ambos es en su oposición a reducir la inversión en combustibles fósiles:

Para Carlos Rittl, el mayor reto al que se enfrentará el próximo presidente de Brasil, al igual que el de cualquier líder global, es el de "encaminar al país hacia un desarrollo sostenible". Según el secretario ejecutivo del Observatorio del Clima de Brasil, "no deberíamos permitir ningún atraso (en políticas ambientales), ya que la emergencia climática no nos permite perder más tiempo". Además, Carlos Rittl advierte de que una mala política ambiental equivale a malas noticias para el futuro económico del país.

Una victoria de la derecha podría tener efectos devastadores para la naturaleza. Sin embargo, durante los últimos años de gobierno del Partido de los Trabajadores (partido que ahora lidera Haddad), las tasas de deforestación han vuelto a aumentar y el presupuesto del ministerio ambiental fue drásticamente reducido. Además, Brasil sigue siendo el país con el mayor número de defensores ambientales asesinados en el mundo.

Cuba y Estados Unidos se unen por el cuidado del medio ambiente

En un gesto de bilateralismo que contrasta con las enrarecidas relaciones políticas entre Washington y La Habana, el Acuario Nacional de Cuba y el Acuario de Florida, ubicado en la estadounidense ciudad de Tampa, firmaron un acuerdo que ratifica un compromiso, adquirido en 2016, de desarrollar programas que protejan y revitalicen los arrecifes de coral del Golfo de México, aguas que ambos países comparten. Esta colaboración forma parte de un plan de actividades firmado en 2015 dentro de un acuerdo de medio ambiente impulsado por el expresidente Barack Obama en su intento por acercar a Cuba y Estados Unidos, proceso que se detuvo con la llegada al poder de Donald Trump en 2016. Para la directora del Acuario Nacional de Cuba, María de los Ángeles Serrano, "la ciencia no tiene límites, el océano no tiene límites y los científicos están por encima de la política. Los bloqueos de Estados Unidos afectan el desarrollo de la ciencia en Cuba, pero este memorando no se pondrá en riesgo por el tema político".

Filipinas reabrió la turística isla de Boracay tras seis meses de cierre ambiental

El 26 de abril el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó el cierre durante seis meses de varias playas en la isla de Boracay debido al mal estado de sus aguas, a las que había calificado de "cloacas". Seis meses después, el 26 de octubre, los turistas y trabajadores de hoteles pudieron volver a disfrutar de las blancas arenas y las transparentes aguas de la isla. Sin embargo, esta reapertura viene con estrictas medidas de conservación: no se podrá beber alcohol ni fumar en las playas y, entre otras restricciones, los deportes acuáticos solo se podrán practicar a más de 100 metros de la orilla. Los hoteles que quieran reabrir tendrán que cumplir con los nuevos requisitos medioambientales, como tener un sistema de drenaje y un tratamiento de basura adecuados. La afluencia de turistas estará limitada a unos 19.000 al día. Un esfuerzo económico para Filipinas, ya que la isla de Boracay representa ingresos anuales de más de 1.000 millones de dólares. Las autoridades avisan de que la reapertura será progresiva ya que el ecosistema aún no se ha recuperado del todo.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.