Saltar al contenido principal
Los Observadores

Saint-Louis, en Senegal, amenazada por el cambio climático

En este episodio de Los Observadores - Línea Directa conoceremos el día a día de los habitantes de Saint-Louis, Senegal, una localidad situada en la costa noroccidental del país atravesada por el Río Senegal y bordeada por el océano Atlántico que sufre debido al cambio climático y el aumento de las aguas. Por otro lado, profundizamos en el acuerdo que permite a los pescadores de Senegal pescar en aguas de Mauritania y las clases de natación que se imparten con botellas de plástico vacías.

ANUNCIOS

En el año 2016, el impacto del agua del Océano Atlántico en las costas de Saint-Louis, Senegal, erosionó el terreno donde se situaban las viviendas de 300 familias.

Estas fueron trasladadas a un campamento ubicado en las afueras de la localidad pero sus condiciones son precarias. En la actualidad, esperan que el Estado termine la construcción de 300 viviendas para ser reubicadas, pero los trabajos muestran algo de retraso.

Con la finalidad de evitar el impacto del agua en la costa, el Estado senegalés invirtió más de 6.000 millones de dólares en la construcción de un dique. Sin embargo, problemas en su estructura provocaron su colapso lo que aumentó la preocupación de sus habitantes.

Pescadores de Saint-Louis firman acuerdo con Mauritania

En enero de 2018, un pescador de Saint-Louis murió como consecuencia de los disparos de los guardacostas mauritanos al haber traspasado sus aguas. Esta situación generó una serie de protestas en Senegal, donde algunos comercios de mauritanos fueron quemados.

El pescado es un producto que escasea en las profundidades del mar en Senegal debido a una mala administración de las reservas pesqueras. La situación es distinta en Mauritania, país que gestionó mejor sus recursos y por ello los pescadores de Saint-Louis se aventuran en sus aguas generando conflictos con los oficiales mauritanos.

Debido a la violencia se firmó un nuevo acuerdo en el que el Gobierno de Mauritania otorgó 400 licencias de pesca para los trabajadores de Saint-Louis. Estas son para aquellos que realicen la faena con redes de cerco y para una especie definida de peces.

Clases gratis de natación con botellas de plástico vacías

También conoceremos la historia de Zalé, un habitante de Saint-Louis, quien enseña a los niños a nadar de manera gratuita y empleando para ello botellas de plástico vacías en lugar de chalecos salvavidas.

Los pequeños aprenden a nadar a orillas del río Senegal.

En Saint Louis no existen piscinas públicas es por ello que las clases más que enseñar a los niños a nadar, son una lección de supervivencia donde los asistentes aprenden a perder el miedo y a esperar de manera segura antes de ser rescatados en caso de ser necesario.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.