Saltar al contenido principal

Por qué la caravana migrante, que quiere llegar a Estados Unidos, divide a México

El migrante guatemalteco Esteban Lorenzo posa para una foto mientras espera con otros migrantes centroamericanos en un puente que conecta a Guatemala y México para cruzar a México, en Talisman, México, 23 de octubre de 2018.
El migrante guatemalteco Esteban Lorenzo posa para una foto mientras espera con otros migrantes centroamericanos en un puente que conecta a Guatemala y México para cruzar a México, en Talisman, México, 23 de octubre de 2018. Ueslei Marcelino / Retuers

Una caravana de unos 7.000 migrantes centroamericanos ingresó en territorio mexicano con destino a EE.UU. La diferencia en los discursos de los presidentes saliente y entrante da cuenta de un clima de división generalizada.

Anuncios

Argumentos confrontados han surgido a raíz del ingreso de la caravana de migrantes centroamericanos que llegó a México a través de la frontera de Ciudad Hidalgo, México, con Tecún Uman, Guatemala, situada 40 kilómetros al sur de la ciudad de Tapachula. De acuerdo con Casa Migrante, la caravana está compuesta de 7,233 personas, de las que 2,377 son niños.

El domingo  21 de octubre en visita al estado de Chiapas, frontera con Guatemala, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador lanzó un mensaje a los migrantes para “decirles que cuentan con opciones, yo ofrecí visas a los centroamericanos pobres que salen de su país porque no tienen opciones (…) porque va a haber trabajo para los mexicanos y trabajo para los centroamericanos en nuestro país”.

El viernes anterior, 19 de octubre, una vanguardia de migrantes tiró una barda en la frontera de Tecún Uman. Esa tarde el presidente Enrique Peña Nieto emitió un posicionamiento oficial según el cual un “numeroso contingente intentó ingresar de manera irregular (…) agrediendo, incluso lastimando a varios elementos de la policía federal que en estricta observancia de protocolos de derechos humanos se encuentran desarmados”.

En un video distribuido por los canales oficiales el presidente saliente agregó que “los integrantes de la caravana podrán solicitar el ingreso por las vías que establecen nuestras leyes (…) Como cualquier país soberano, México no permite ni permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular”.
 

 
“Esta es más una manifestación política que una crisis humanitaria”

Mario Fernández Márquez, profesor del Instituto Nacional de Ciencias Penales, opina que “si bien es cierto que ninguna persona es ilegal, la migración forma parte de la política soberana del país y cada país ejerce controles para permitir o negar la entrada a las personas. La migración debe ser legal, ordenada y controlada”.

“Esta es más una manifestación política que una crisis humanitaria (…) pues se da en un tiempo político claro. Si realmente quieren asilo, llegan al país que sea y piden asilo”. En opinión del abogado “permitir la entrada a migrantes ocasiona también un gasto, como cubrir ciertas condiciones sociales que el Estado mexicano no ha podido dar a sus propios ciudadanos”.

Por su parte, Roberto Cámara Stougaard, un marinero mexicano fondeado en Puerto Chiapas, cerca de Tapachula, dice que “muchos migrantes son gente con estudios o que huye de la violencia de Honduras, de las maras (pandillas), y que quiere algo mejor para sus hijos. Los chiapanecos los reciben bien, pero hay una preocupación a largo plazo por si se quedan”.

Un grupo de migrantes de la caravana hace autostop en un camión a lo largo de la carretera mientras continúan su viaje en Tapachula, México, 22 de octubre de 2018.
Un grupo de migrantes de la caravana hace autostop en un camión a lo largo de la carretera mientras continúan su viaje en Tapachula, México, 22 de octubre de 2018. Ueslei Marcelino / Reuters

“El contacto directo me facilita darme cuenta de la gravedad de lo que pasa (…) es gente que solo busca una mejor vida y que están aquí para seguir su camino a Estados Unidos donde creen que les va a ir mejor”, añade.

Roberto tiene un blog donde “lo que hice fue poner un vínculo para que la gente que estuviera interesada en donar lo pudiera hacer fácilmente. Hay una persona que hizo una donación para pagar el boleto de avión a dos mujeres, una madre y su hija de 6 años, para que pudieran volar directamente de Tapachula a Tijuana (en la frontera con Estados Unidos)”.

“La caravana de migrantes nos muestra un México polarizado”

Para Fatima Khayar, candidata a doctora en sociología por la Universidad de California en San Diego hay un “ir y venir entre la xenofobia y la xenofilia en la historia de México que depende de tres factores: el momento de México en el contexto mundial; el capital financiero, humano y hasta genético, de la población migrante; y las condiciones políticas domésticas que determinan las respuestas del Estado y la sociedad en cuanto al recibimiento que se brinda a los migrantes”.

La ONU estima que son 7.000 los migrantes en caravana hacia EE.UU.

 
Y agrega que “la llegada de la caravana de centroamericanos a la frontera sur nos muestra un México polarizado donde la narrativa oficial se tambalea dejando espacio para una ambigüedad ontológica tan profunda que resulta en expresiones radicales de repudio o de solidaridad”.

Este 23 de octubre los migrantes que componen la caravana decidieron tomar un día de descanso en Huixtla y guardar luto por un joven que murió el lunes pasado al caer de un camión. "Estamos descansando para seguir", le dijo a EFE Reyna Elisabeth Cumala, salvadoreña de 49 años que argumenta estar huyendo de la pobreza en su país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.