Saltar al contenido principal

Francia autoriza extradición de Sandoval, expolicía de la dictadura argentina

Beatriz Cantarini de Abriata, madre de Hernán Abriata, en una foto tomada el 9 de abril de 2014 frente a la embajada francesa en Buenos Aires.
Beatriz Cantarini de Abriata, madre de Hernán Abriata, en una foto tomada el 9 de abril de 2014 frente a la embajada francesa en Buenos Aires. Daniel García / AFP

El Gobierno francés habilitó la extradición a Argentina de Mario Sandoval, un exagente de policía acusado de actos de tortura durante la dictadura de 1976 a 1983.

Anuncios

El primer ministro francés dio luz verde este miércoles 24 octubre a la extradición de Mario Sandoval, exagente de policía acusado buscado por su rol durante la última dictadura argentina. Ese país sospecha que Sandoval estuvo implicado en el secuestro y la desaparición el 30 de octubre de 1976 de Hernán Abriata, un estudiante en arquitectura que estuvo detenido en la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), en Buenos Aires.

Ni bien fue conocida la decisión de Francia, Sandoval presentó un recurso ante el Consejo de Estado francés, señalaron sus abogados. Sin embargo, en declaraciones a RFI, la abogada del Estado argentino, Sophie Thonon, estimó que el recurso no debería prosperar.

“Es el último recurso que él puede hacer valer: todos los ciudadanos que estiman que no están satisfechos con una decisión administrativa pueden presentar un recurso (...) Sandoval ya presentó un recurso ante el Consejo de Estado, que va a analizar la situación y entregar seguramente una decisión de rechazo de su pedido, por que como lo escribió muy bien el primer ministro, no hay ninguna razón para que no se cumpla la extradición”, argumentó Thonon.

Si este rechazo se confirma, Sandoval será extraditado a Argentina. “El juez Sergio Torres podrá finalmente interrogarlo. La justicia argentina decidirá si lo encarcela”, agregó Thonon.

Se cree también que Sandoval participó en más de 500 asesinatos, torturas y secuestros. Pero el caso Abriata es el único en el que se basa para pedir su extradición, ya que la justicia argentina dispone de varios testimonios que implican al expolicía.

"Hace más de 41 años su madre, en búsqueda de la justicia, con 91 años, se sostiene a la espera de una mínima reparación para que sea juzgado en Argentina", señaló la familia Abriata en una carta abierta fechada el 21 de mayo.

El acusado, que niega ser el Sandoval de la acusación argentina, según dijeron sus abogados el año pasado, se exilió en Francia tras el fin de la dictadura en la década de los 80. Obtuvo la nacionalidad francesa en 1997, lo que no impide su extradición ya que no era francés en la época de los hechos.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.