Saltar al contenido principal

AMLO realiza una consulta para definir el futuro del aeropuerto de Ciudad de México

Imágenes de la obra del aeropuerto en Texcoco, Estado de México, tomadas el 14 de marzo de 2018.
Imágenes de la obra del aeropuerto en Texcoco, Estado de México, tomadas el 14 de marzo de 2018. José Méndez / EFE

Durante cuatro días, los ciudadanos de los 31 estados de la República Mexicana y la capital, podrán opinar si se continúa con la obra actual o se aborda un plan de contingencia.

Anuncios

Del 25 al 28 de octubre se instalarán 1.073 mesas de votación en 538 municipios de todos los estados mexicanos. Sobre esta organización, el CCE ha dicho que no hay claridad sobre “el criterio para la selección de los municipios, ni la ubicación de las mesas en cada uno de ellos, y cómo esto generaría una muestra balanceada”.

Quienes asistan a las urnas se encontrarán con la siguiente pregunta: “Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ¿cuál opción piensa usted que sea la mejor para el país?”. La boleta tendrá dos opciones:

- Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía.

- Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La consulta que se realiza durante estos cuatro días no es vinculante, por lo que solo servirá como fuente de información para la decisión final que tome López Obrador una vez empiece a gobernar. Por ello, muchos consideran que el debate hasta ahora comienza.

“Una decisión eminentemente técnica, como es la ubicación de un aeropuerto, no debe ser sometida a consulta ciudadana”, opinan desde el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México. De la otra parte, el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, presentó los estudios que mostrarían la viabilidad de fusionar las actividades del actual aeropuerto con la base aérea de Santa Lucía, a 40 kilómetros de Ciudad de México.

El debate hace parte de una de las banderas de campaña del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien se posesionará el 1 de diciembre. Antes de ser elegido, López Obrador reconsideró el proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco, a 30 minutos del actual aeropuerto internacional, contratado y puesto en marcha por el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto.

Ahora, ante las presiones de sus opositores y los empresarios, el presidente electo logró la alternativa de una consulta popular que respaldará su decisión definitiva al respecto.

Texcoco vs. Santa Lucía, argumentos para dos soluciones al aeropuerto de CDMX

Si se construye el aeropuerto de Texcoco, habrá que cerrar la base aérea de Santa Lucía y el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez en Ciudad de México, porque el tráfico aéreo no permitiría el funcionamiento simultáneo de las tres terminales. Si, por el contrario, se cancela el proyecto actual, se perderían los 60 mil millones de pesos mexicanos (unos 3 mil millones de dólares) que ya se han invertido, una consecuencia que ha reconocido el mismo López Obrador.

Algunos calculan que los pagos en pólizas, liquidaciones e indemnizaciones, sumadas a las adecuaciones de Santa Lucía, superarían los montos necesarios para construir todo el proyecto en Texcoco.

Adicionalmente, muchos de los críticos de la consulta advierten que esta es una decisión técnica, que no debería ser consultada con todos los ciudadanos. “Las decisiones que conciernen al desarrollo económico y de infraestructura, con un alto grado de complejidad, deben ser asumidas por los funcionarios e instituciones públicas facultadas, quienes tienen la responsabilidad de procesar la información técnica, las consecuencias económicas y las preocupaciones ciudadanas, para concluir con la mejor opción”, expresó en un comunicado el CCE.

"La obra representa ecocidio, etnocidio, urbanicidio, despojo y destrucción del patrimonio"

El equipo de López Obrador, por su parte, defiende que la consulta es importante porque involucra recursos públicos y supone daños ambientales.

Según un documento oficial mexicano para orientar a quienes quieran participar en la consulta, uno de los argumentos en contra de continuar con el actual proyecto, son las comunidades indígenas que habitan el sector. Para los pueblos originarios e indígenas de San Salvador Atenco y de 17 municipios más, “la obra representa ecocidio, etnocidio, urbanicidio, despojo y destrucción del patrimonio natural, territorial, cultural e histórico”.

Para Ricardo Kumar, experto en transportes y presidente de la asesoría en transporte de Logistics Dadoo, si bien “es tarde para esta discusión”, la decisión de la consulta es “bien pensada, dentro de lo empantanado del debate”. Kumar resalta que la discusión sobre el aeropuerto de Texcoco se ha visto acentuada por la opacidad y la falta de transparencia sobre los contratos y los montos del proyecto. Además, el analista considera que “no hay que subestimar el valor de la opinión del público”, teniendo en cuenta que este proyecto compromete los recursos de toda la nación.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.