Saltar al contenido principal

Elecciones regionales en Alemania: una prueba de fuego para el Gobierno de Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha sumado las actividades de campaña de su partido de cara a las elecciones regionales de Hessen.
La canciller alemana, Angela Merkel, se ha sumado las actividades de campaña de su partido de cara a las elecciones regionales de Hessen. David W. Cerny / Reuters

La canciller alemana Angela Merkel ha tomado con seriedad la elecciones regionales que se llevarán a cabo en Hesse en la búsqueda de evitar un resultado que pueda poner en peligro su continuidad en el Gobierno alemán.

Anuncios

Las elecciones del próximo domingo 28 de octubre en la región de Hessen se han transformado en un verdadero test para el gobierno federal liderado por Angela Merkel. Tal es así que la canciller se ha metido de lleno en la campaña.

El objetivo de máxima es un resultado por encima del 30% para su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), y con ello poder continuar con la coalición actual entre democristianos y verdes. El de mínima: impedir que la CDU pierda el primer puesto y con ello generar una debacle a gran escala.

Las encuestas esbozan un panorama que se repite en toda Alemania: partidos mayoritarios (CDU y SPD) en sus niveles más bajos y fuerzas minoritarias, verdes y ultraderechistas, ganando terreno. No es casual que los que caen sean los partidos que conforman la gran coalición a nivel federal y que desde 2013 gobiernan en Alemania. Por diferentes razones la aceptación se ha derrumbado: el instituto Infratest dimap indica que tres de cada cuatro alemanes está descontento con el gobierno de Merkel.

En dicho contexto los verdes se preparan para dar otro golpe. Con una intención de voto que varía entre el 20% y el 22% están en condiciones de discutir el liderazgo del gobierno regional. Los sondeos permiten elaborar tres escenarios posibles. El primero, ya mencionado, es la continuidad, pero con un Partido Verde mucho más fuerte ya que duplicaría su caudal electoral.

El segundo escenario menos probable pero no imposible. Se trata de la chance de que los verdes decidan darle la espalda a la CDU y formar un tripartito de izquierdas junto a los socialdemócratas (SPD) y a la izquierda (die Linke). De darse esta posibilidad, el terremoto político llegará hasta Berlin y la continuidad del Gobierno de Merkel estaría en serias dudas.

Sin embargo, esta alianza de izquierdas es un constructo muy complejo. Depende del interés del SPD en aceptar quedar por debajo de los verdes y de no caer en la tentación de formar una nueva gran coalición con los democristianos. También es preciso mencionar que el Partido Verde, especialmente en el sur de Alemania, no es una formación con una agenda netamente de izquierda. Esto podría traer aparejado dificultades para acordar con Die Linke.

CDU y SPD se encuentran frente a una prueba de fuego

El tercer escenario está a algunos puntos porcentuales de distancia. Se trata de un triunfo de los ecologistas. Unos 150.000 votos más son los que necesita el partido verde para superar a la CDU. De lograrlo, estaría en condiciones de elegir con quien gobernar. Las consecuencias serían enormes.

Esta posibilidad profundizaría la crisis iniciada tras las elecciones en Baviera. Allí la CSU, el partido hermano de la CDU, perdió un cuarto de su caudal electoral. Ni hablar de lo que significaría para el SPD, quien también sufrió en Baviera al perder a la mitad de su electorado. En otras palabras, la gran coalición en Berlin quedaría al borde su final.

Tanto la CDU como el SPD se encuentran frente a una prueba de fuego. No sólo ponen en riesgo la continuidad del gobierno federal, sino que iniciarían inevitablemente un proceso de renovación interna. Un proceso que debería haber tenido lugar tras las federales de hace un año pero que fue pospuesto por la cúpula de los respectivos partidos. Razones sobran para entender que el alcance de las elecciones en Hessen van mucho más allá de los límites de la región.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.