Saltar al contenido principal

Irlanda vota para abolir la blasfemia

Los centros de votación en Irlanda abrieron hoy para que el electorado participe en un referéndum sobre la abolición del delito de blasfemia, establecido en una cláusula de la Constitución nacional redactada en 1937.

Anuncios

La Ley de Difamación, incluida en la Constitución de 1937, prevé multas de hasta 25.000 euros para aquellos que "publiquen o profieran material que sea gravemente abusivo o insultante en relación con asuntos sagrados para cualquier religión, causando indignación intencionalmente a un número sustancial de seguidores de esa religión".

Nadie fue condenado por blasfemia desde 1855

Aunque nadie ha sido procesado por blasfemia en Irlanda desde 1855, el debate cobró interés hace tres años, cuando la Policía analizó unas declaraciones efectuadas en la televisión irlandesa por el director de cine británico y humorista, Stephen Fry, quien dijo que Dios es "caprichoso", "mezquino" y un "maníaco absoluto".

La Policía cerró la investigación tras determinar que los comentarios de Fry no habían indignado a un número sustancial de personas.

La iglesia irlandesa apoya la abolición de la blasfemia

La Iglesia Católica opinó que la blasfemia es un concepto "totalmente obsoleto" y que las leyes que lo persiguen fueron utilizadas "para justificar la violencia y opresión contra minorías en otras partes del mundo".

Desde algunos sectores del arco político irlandés también se pronunciaron a favor de eliminar el concepto. En este sentido, para el ministro de Justicia e Interior, el democristiano Charlie Flanagan, la abolición sería un "paso importante" en el camino emprendido por el país para mejorar su "reputación internacional", y además podría representar un ejemplo para los países donde la blasfemia está tipificada como un grave delito que conlleva la pena de muerte.

También organismos internacionales como Amnistía Internacional y el Consejo Irlandés de Libertades presentaron un frente común y sostienen que la abolición podría representar un avance en términos de libertad de expresión.

Para salir adelante, el referendo requiere de una mayoría simple. De acuerdo a los sondeos de opinión, el 51 % del electorado votaría a favor de eliminar el delito de blasfemia, frente al 19 % que lo rechaza y el 25 % que permanece indeciso.

Irlanda también vota para elegir nuevo presidente

En la nación europea el de presidente se trata de un cargo principalmente representativo y ceremonial. Las encuestas apuntan a que el actual presidente, el veterano dirigente laborista Michael D. Higgins, de 77 años, renovará su puesto para otros siete años, mientras que la mayoría del electorado.

Los últimos sondeos confirmaron que el apoyo a Higgins se sitúa en torno al 70 %, llevándole una significativa ventaja al empresario Seán Gallagher (12 %), a quien ya derrotó en las elecciones de 2011.

Cerca de tres millones de personas podrán votar durante 15 horas en esta doble cita a las urnas y los resultados podrían conocerse a partir del sábado 27 de octubre cuando comience el recuento oficial.

Con EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.