Saltar al contenido principal

México: avanza la consulta del nuevo aeropuerto en medio de protestas y críticas

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, emitiendo su voto en la consulta, el 25 de octubre de 2018, en Ciudad de México, México.
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, emitiendo su voto en la consulta, el 25 de octubre de 2018, en Ciudad de México, México. EFE / Mario Guzmán

México vive el segundo día de la consulta no vinculante, que servirá como fuente de información para la decisión final que tome López Obrador sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, una vez que asuma la presidencia.

Anuncios

El pasado 25 de octubre se presentaron protestas en la capital mexicana a la consulta sobre el futuro de esta obra de infraestructura. Estudiantes, pobladores de Atenco y diversas agrupaciones sociales marcharon desde el emblemático Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución.

En la consulta, los ciudadanos pueden elegir mantener el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que se está construyendo a las afueras de la capital mexicana, o reformar el actual aeropuerto de Ciudad de México y habilitar la base militar de Santa Lucía como aeródromo civil, complementando sus operaciones con el aeropuerto de Toluca.

Esta segunda opción parece ser la favorita del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, quien considera el NAIM un foco de corrupción y una obra en contra del medioambiente, aunque informó que votó en blanco para mostrar neutralidad.

El debate hace parte de una de las banderas del presidente electo, quien se posesionará el 1 de diciembre. Antes de ser elegido, López Obrador reconsideró la continuidad del nuevo aeropuerto en Texcoco, a 30 minutos del de la capital mexicana, contratado y puesto en marcha por el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto.

Las críticas a la metodología de la consulta crecieron en redes sociales

La consulta está envuelta en polémica no solo por ambientalistas, los opositores critican su realización ya que muchos de ellos consideran que es responsabilidad del Gobierno la decisión del proyecto, con base en opinión de expertos en el tema.

Su sistema de votación ha causado polémica en redes sociales, donde algunos usuarios publicaron imágenes en las que mostraban que un ciudadano podía votar en múltiples ocasiones, como lo expresó el usuario Christian Muñoz, joven que posteriormente en la misma red social fue vinculado al opositor partido gobernante PRI. Mientras, otros usuarios publicaron que no era posible la duplicidad de votos en la consulta.

Andrés López Obrador salió en defensa de la consulta

“Confío en la consulta porque confío en la gente. Es un pueblo bueno, limpio", dijo el mandatario electo el 25 de octubre, a su salida de la casa de transición donde sostuvo reuniones privadas con su gabinete.

Afirmó que las irregularidades en el proceso son parte de una “contracampaña” de los corruptos para cancelar la consulta y se mostró satisfecho con la participación ciudadana.

"Los corruptos no quieren la consulta, entonces por eso están en una contracampaña, pero están en su derecho", dijo López Obrador y reiteró que el mecanismo es la mejor opción es permitir que los ciudadanos decidan.

Del 25 al 28 de octubre los mexicanos podrán votar en 1.073 mesas de votación en 538 municipios de todos los estados. Los ciudadanos responden la siguiente pregunta: “Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ¿cuál opción piensa usted que sea la mejor para el país?”.

La boleta tiene dos opciones:

- Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía.

- Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Según un documento oficial mexicano para orientar a quienes quieran participar en la consulta, uno de los argumentos en contra de continuar con el actual proyecto, son las comunidades indígenas que habitan el sector. Para los pueblos originarios e indígenas de San Salvador Atenco y de 17 municipios más, “la obra representa ecocidio, etnocidio, urbanicidio, despojo y destrucción del patrimonio natural, territorial, cultural e histórico”.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.