Saltar al contenido principal

La caravana de migrantes llega a Oaxaca, alejándose del plan de Peña Nieto

Una caravana de miles de migrantes de América Central, en ruta hacia Estados Unidos, se dirige a San Pedro Tapanatepec desde Arriaga, México, el 27 de octubre de 2018.
Una caravana de miles de migrantes de América Central, en ruta hacia Estados Unidos, se dirige a San Pedro Tapanatepec desde Arriaga, México, el 27 de octubre de 2018. Ueslei Marcelino / Reuters

El grupo de más de 7.000 personas se instaló en San Pedro Tapanatepec, tras superar el bloqueo de la policía y las autoridades. Y es que gran parte siente que el plan de refugio del presidente mexicano "no responde a las causas del éxodo".

Anuncios

La caravana de migrantes arribó este 27 de octubre al estado mexicano de Oaxaca, en concreto a San Pedro Tapanatepec, completando un tramo más de su camino hacia Estados Unidos. Aunque no sin dificultades.

Esta vez el grupo de más de 7.000 personas, en su mayoría centroamericanos, tuvo que hacer frente a mitad de trayecto a la policía mexicana, que cerró el paso alrededor de tres horas. Las autoridades estatales no dieron abasto para transmitir información sobre identificaciones temporales, empleos y servicios escolares para quienes buscan asilo en el país.

Salvo que, para muchos, los casi 2.000 kilómetros que han recorrido desde Honduras no se detendrán en Oaxaca, por más que el Gobierno de Enrique Peña Nieto les haya propuesto un plan de refugio que prevé ayudas en las solicitudes, atención médica, empleo y escuelas, de forma temporal.

“Este plan no responde a las causas del éxodo”

Cansados, deshidratados y algunos enfermos, los migrantes lograron llegar a San Pedro Tapanatepec, luego de negociar que les dejaran seguir la ruta a pie, en tráilers, camionetas y vehículos particulares, donde suelen recibir tortas, agua y otros alimentos de la Cruz Roja mexicana y el DIF (Desarrollo Integral de la Familia). Una vez en el centro de la localidad, se instalaron en parques, iglesias y albergues.

La Agencia EFE pudo hablar allí con Maira Elizabeth, hondureña de 39 años y de profesión contadora, que desde el inicio ha formado parte de la caravana: "Yo vengo con dos hijos y dejé a dos más con su papá. Es una decisión para buscar una mejor vida. Tenemos miedo porque a las mujeres jóvenes las agarran de burreras para la venta y a quienes se niegan las matan o le matan a su familia. Por eso huimos".

En el camino no están exentos de esos peligros, teniendo en cuenta que la caravana estuvo hace poco en Arriaga (Chiapas), donde comienza el conocido tren de “La Bestia”, que muchos siguen usando para migrar.

Sin embargo, gran parte del convoy migrante no ha dudado en rechazar el plan “Estás en tu Casa” del Gobierno de México por no atender las causas reales del éxodo y limitar su libertad de desplazamiento a los estados de Chiapas y Oaxaca.

“Este plan no responde verdaderamente a las causas del éxodo centroamericano y por tanto no soluciona sus necesidades desde una perspectiva que respete sus derechos humanos de manera integral”, dijo la caravana mediante la ayuda de organizaciones civiles, y añadió que entonces “(el plan) no se constriña a Chiapas y Oaxaca, sino que incluya todo México”.

Según la Secretaría de Gobierno, 111 migrantes centroamericanos se han adherido ya al plan “Estás en tu Casa”, que es visto como un calmante para la Administración de Donald Trump, que prepara su frontera ante la llegada del grupo.

Mientras la caravana original avanza, más de 500.000 personas esperan poder cruzar la frontera entre Guatemala y México, y otras 2.000 van en camino.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.