Saltar al contenido principal
Periodistas en la mira

América Latina: la impunidad debilita al periodismo (1/5)

El equipo periodístico del diario 'El Comercio' que fue secuestrado y asesinado en la frontera colombo-ecuatoriana entre el 26 de marzo y el 12 de abril de 2018. De izquierda a derecha: Paúl Rivas, fotógrafo; Efraín Segarra, conductor; y Javier Ortega, periodista.
El equipo periodístico del diario 'El Comercio' que fue secuestrado y asesinado en la frontera colombo-ecuatoriana entre el 26 de marzo y el 12 de abril de 2018. De izquierda a derecha: Paúl Rivas, fotógrafo; Efraín Segarra, conductor; y Javier Ortega, periodista. Archivo particular.

Desde el lunes 29 de octubre y hasta el viernes 2 de noviembre, France 24 emite una serie especial para analizar la impunidad en los crímenes contra el periodismo y las garantías para la libertad de prensa en distintos rincones del planeta.

Anuncios

El caso más reciente ocurrió en Acapulco, otrora centro turístico y hoy convertido en uno de los frentes más violentos en la guerra contra el narcotráfico en México. El productor radial Gabriel Soriano Kuri venía de apoyar un evento del gobernador del estado Guerrero cuando interceptaron la camioneta marcada con los logos del medio público 'Radio y Televisión de Guerrero' (RTG) y le dispararon en repetidas ocasiones.

Las cifras más recientes de la oficina en México de la organización Artículo 19 cuentan 8 asesinatos en lo corrido del año. La lista de Reporteros sin Fronteras va en 10 víctimas (en dos casos no se ha confirmado la conexión con el oficio periodístico), en el resto de América Latina han asesinado al menos a otros 10 reporteros.

Las mafias del narcotráfico son las principales responsables en la mayoría de los casos de México, así como en el secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico del diario 'El Comercio' en la frontera colombo ecuatoriana.

¿Quién investiga los crímenes contra la prensa?

Luis Knapp, coordinador de litigio de Artículo 19 México, cuenta que en su país existe la Fiscalía Especial de Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión, una entidad que fue creada para investigar los crímenes contra el periodismo. Pero, por el sistema federal mexicano, hay asesinatos que se investigan directamente en las fiscalías regionales, lo cual a veces obstaculiza el seguimiento a cada caso.

Knapp alerta que a pesar del incremento en la violencia, y aunque se han creado estas entidades especializadas, la búsqueda de justicia no muestra resultados.

“No ha habido avances al respecto. Ni en materia de prevención, ni en materia de protección, ni en materia de procuración de justicia”, le dijo Knapp a France 24.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE)  de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha expresado en distintas ocasiones que “los Estados tienen el deber de investigar, juzgar y sancionar a todos los autores de los delitos contra comunicadores, tanto los materiales como los intelectuales, además de partícipes, colaboradores y encubridores”. Un mandato que tiene como objetivo último “prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación”.

De ahí que la RELE haya tomado la decisión de liderar la investigación sobre el caso del equipo periodístico del diario 'El Comercio' conformado por Efraín Segarra, Paúl Rivas y Javier Ortega, secuestrados y posteriormente asesinados en la frontera colombo-ecuatoriana entre la última semana de marzo y las primeras de abril.

Cada vez hay más preguntas para los gobiernos de Colombia y Ecuador

El 26 de marzo de 2018 se perdió contacto con el equipo periodístico. Se dirigían a la provincia de Mataje, norte de Ecuador, para investigar la creciente ola de violencia que se venía registrando en esta zona del país.

Desde ahí, toda la información es confusa. Los gobiernos de Colombia y Ecuador tardaron en confirmar el secuestro, que fue perpetrado por una disidencia de las FARC, el grupo guerrillero colombiano que se desmovilizó luego de un acuerdo de paz en 2016, al mando de Walter Artízala, alias ‘Guacho’.

Además, los nombres de los reporteros y su conductor permanecieron en secreto por varios días y mientras el entonces ministro del Interior de Ecuador César Navas decía que los ecuatorianos estaban en el país vecino, en Colombia, el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas (quien ya no está en el cargo por el cambio de gobierno), decía lo contrario.

Más de seis meses después, los familiares de las víctimas, así como las organizaciones defensoras de la libertad de prensa en los dos países, siguen pidiendo respuestas sobre el manejo de la información durante esas semanas.

La organización Forbidden Stories, reconocida por liderar el Proyecto Daphne que reconstruye el caso de la periodista de Malta asesinada en octubre de 2017, acudió al llamado de un grupo internacional de periodistas para investigar lo ocurrido. El resultado: Frontera Cautiva, un reportaje multimedia que reconstruye el crimen, los avances en la investigación y retoma las preguntas que llevaron a este equipo periodístico a una de las zonas con más cultivos de coca en Colombia.

Sinar Alvarado, coordinador de La Liga Contra el Silencio, iniciativa aliada de Forbidden Stories, cuenta que ahora tienen más información y también más preguntas. Para él, uno de los hallazgos más importantes es que lograron confirmar que sí se intentó liberar al equipo periodístico.

“Conseguimos indicios, muy sólidos, de varias fuentes, que aseguran que pocos días después del secuestro, a finales de marzo, hubo un operativo de liberación de los periodistas secuestrados”, cuenta Alvarado. Pero añade que desconocen los motivos por los que este intento, en el que hubo un fiscal que esperó por varias horas la llegada de los reporteros, no llegó a feliz término.

En julio, la CIDH designó a un grupo, del cual hacen parte los familiares de las víctimas, para investigar el crimen. César Ricaurte, director ejecutivo de la organización Fundamedios en Ecuador, afirma que luego de las reuniones de trabajo con los dos Estados, “es notorio que la fiscalía ecuatoriana está muy retrasada en las investigaciones, prácticamente no se ha avanzado nada en Ecuador para esclarecer el secuestro y posterior asesinato de los periodistas”.

Del lado colombiano, la Fundación para la Libertad de Prensa afirmó en un comunicado que han “solicitado insistentemente información acerca de los operativos realizados, los canales de liberación y las hipótesis manejadas al Gobierno, en especial al Ministerio de Defensa. Sin embargo, las respuestas han sido evasivas, deficientes y no se han presentado de forma oportuna”.

Durante los días del secuestro, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno dijo que iniciaría una guerra frontal contra 'Guacho' y sus hombres y a mediados de septiembre el Ejército colombiano anunció que el disidente de las FARC había resultado herido luego de un combate. El director de Fundamedios cuenta que hoy la región donde se ocurrió el secuestro está fuertemente militarizada y que los reporteros enfrentan muchos obstáculos para ejercer su labor.

Periodistas asesinados en América Latina en lo corrido de 2018

Venezuela: otra forma de censura

En el país gobernado por Nicolás Maduro no hay periodistas asesinados, pero las presiones llegan por otros frentes. Para Carlos Correa, director de la organización Espacio Público, “en Venezuela hay una política de Estado que sitúa a los periodistas y medios de comunicación como enemigos”.

Correa dice que eso se expresa en las descalificaciones y obstáculos permanentes para que los comunicadores no puedan hacer su trabajo. A lo que se suman las dificultades para acceder a la información pública o los cercos para que los medios salgan al aire.

Marianela Balbi, directora del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) coincide en este punto. La falta de papel, por ejemplo, ha obligado al cierre de muchos diarios regionales dificulta cada vez más el funcionamiento de los nacionales. “Esta es una situación que comenzó en el 2013 y en este momento está en el peor punto”, cuenta la directora de IPYS.

Adicionalmente, señala que los bloqueos en internet así como el acoso judicial, son otras formas de presionar a los reporteros. “Tenemos al menos 71 casos de periodistas con juicios abiertos”, cuenta Balbi.

Para ella, las organizaciones multilaterales han intentado buscar un cambio en esta situación, “pero estas acciones no tienen efecto en un gobierno que no está respondiendo a sus responsabilidades internacionales”, concluye.

Desde 1993, la UNESCO fijó el 2 de noviembre como el Día Internacional para poner fin a la Impunidad en los Crímenes contra la Prensa. Desde el lunes 29 de octubre y hasta esa fecha, France 24 publicará una serie de reportajes y análisis para analizar la situación de los periodistas en distintas partes del mundo.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.