Saltar al contenido principal

Un migrante murió tras enfrentamientos en la frontera entre México y Guatemala

Un vehículo con policías junto a migrantes de América Central, en San Pedro Tapanatepec, México, el 28 de octubre de 2018.
Un vehículo con policías junto a migrantes de América Central, en San Pedro Tapanatepec, México, el 28 de octubre de 2018. Adrees Latif / Reuters

Al menos un migrante centroamericano murió y otros diez resultaron heridos durante un enfrentamiento con federales mexicanos tras cruzar la frontera con Guatemala, buscando llegar hasta Estados Unidos.

Anuncios

Decenas de migrantes hondureños que buscan llegar a Estados Unidos derribaron la valla metálica que divide a Guatemala y México, se enfrentaron con la policía y cruzaron al país vecino. Las fuerzas de seguridad utilizaron balas de goma contra los migrantes.

En los enfrentamientos varios policías y migrantes resultaron heridos y una persona murió, el hondureño Henry Adalid, de 26 años, informaron los bomberos voluntarios de Guatemala.

Del lado guatemalteco también hubo enfrentamientos con policías, que utilizaron gases lacrimógenos y los migrantes respondieron con piedras y palos con la finalidad de cruzar la frontera.

El secretario de Gobierno de México, Alfonso Navarrete, dijo a los reporteros que algunos de los migrantes tenían armas, mientras que otros tenían cócteles Molotov, y agregó, según su versión, que la policía federal no tenía armas, ni siquiera para disparar balas de plástico.

Una primera caravana de migrantes, formada por más de 7.000 personas, partió el 13 de octubre de San Pedro Sula (Honduras) en dirección a Estados Unidos. Gran parte de los centroamericanos, tras pasar por Guatemala, están ya en México.

Mientras que la segunda caravana, de unas 1.500 personas, está dispersa atravesando Guatemala en varios grupos buscando llegar a la frontera estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha adoptado una postura muy dura ante la posible llegada de migrantes, amenazando con recortar "sustancialmente" la ayuda económica que concede a Guatemala, Honduras y El Salvador como represalia por el avance de las caravanas.

El mandatario estadounidense ha arremetido también contra México por no detener a los migrantes, país al que ha amenazado con cerrar la frontera entre ambas naciones. El 28 de octubre, el secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, autorizó el uso de tropas y otros recursos militares en la frontera entre Estados Unidos y México.

Trump y los republicanos han priorizado la inmigración como un tema importante antes de las elecciones de medio término del 6 de noviembre, en las que el partido político está luchando para mantener el control en el Congreso.

Otro país centroamericano comienza una caravana: El Salvador

Tras organizarse utilizando redes sociales como Facebook y WhatsApp durante las últimas semanas, otro país centroamericano comenzó un nuevo viaje, pues la tarde del mismo 28 de octubre cientos de salvadoreños habían cruzado la frontera hacia Guatemala.

La policía de El Salvador viajó con el grupo, que llevaba mochilas, numerosas botellas de agua y sombreros para protegerse del sol.

Varios migrantes, reunidos en una emblemática estatua de la capital, confirmaron antes de partir que Estados Unidos también era su destino final.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.